El transporte no está pensado para pasajeros, sino para llevar carga.

Esta semana pudimos conocer el nuevo y ambicioso proyecto de Larry Page, uno de los dos fundadores de Google: un coche volador (que más bien parece un drone gigante). Y parece que Sergey Brin, el otro fundador de la compañía de Mountain View, no quiere quedarse atrás, tal y como lo revela Bloomberg.

De acuerdo con el sitio de finanzas, Brin está destinando parte de su fortuna en financiar un proyecto secreto (o lo era antes de esta filtración) para construir una enorme aeronave similar a un Zeppelin. Supuestamente, el dirigible está construyendo en el Hangar 2 del Ames Research Center de la NASA que Google renta desde hace dos años. El proyecto está a cargo de Alan Weston (ex-director de la NASA) y no será un sistema de transporte para pasajeros, sino que estará destinado al transporte de mercancías, como un substituto de los camiones de carga.

De acuerdo con el rumor, el dirigible de Sergey Brin es una actualización de un viejo proyecto de la NASA, conocido como USS Macon, que se mantuvo en desarrollo durante los años treinta, pero la gran depresión impidió que prosperara. Si el proyecto logra su objetivo, será un transporte que superará a los camiones de carga en capacidad de transporte y ahorro de combustible, teniendo un gran mercado.

Esta no es la primera ocasión que intentan revivir el viejo proyecto del USS Macon, hace tan sólo unos años una compañía anunció el Airlander 10, un dirigible gigante similar. Pero en su vuelo de prueba se estrelló y desde entonces no hemos tenido más noticias.

fuente Bloomberg

temas