Satélite de la NASA explota y cae en el Océano Pacífico

Luego de más de 50 años el satélite OGO-1 cayó a la Tierra y se desintegró en un hermoso espectáculo.

Luego de 56 años de operación del Orbiting Geophysics Observatory 1 de la NASA (OGO-1, por sus siglas de misión), regresó a la tierra convertido en una bola de fuego. El satélite ingresó a la atmosfera durante el fin de semana y se desintegró durante su ingreso y cayó en el Océano Pacífico, cerca de Tahití. El evento fue captado por el fotógrafo Bruno Levionnois y pueden ver el video a continuación.

Su explosión no fue un accidente. La NASA explicó que todo fue parte del plan de vida de este satélite de 500 kilogramos que fue puesto en órbita en 1964.
OGO-1 recibe su nombre por haber sido el primer Observatorio Geofísico Orbital de la NASA. Su misión fue la de estudiar cómo el Sol afecta al campo magnético de la Tierra, además fue uno de los primeros satélites en hacer observaciones orbitales de un cometa, más específicamente el cometa 2P/Encke en el ultravioleta en 1970.

En total se lanzaron seis satélites de este tipo entre 1964 y 1969. Cinco ya habían regresado a la Tierra, el último en 2011 El OGO-1 fue el primer satélite en el programa OGO de seis naves espaciales que fueron lanzados entre 1965 y 1969.

Pocas veces podemos ver como se destruyen estos satélites cuando entran como basura espacial a nuestro planeta.

 

ANUNCIO