Elon Musk tiene que pedir prestado para mantener su estilo de vida: WSJ

Hace una semana Musk dijo que vendería todas sus “posesiones materiales” y al parecer no mentía.
(Foto: Getty Images)

Hace una semana Elon Musk, el CEO de Tesla, SpaceX y muchas empresas más, dijo a través de su cuenta de Twitter que estaría “vendiendo casi todas sus posesiones físicas” y que “no sería dueño de ninguna casa” y todos pensamos que el mensaje estaría relacionado con el nacimiento de su nuevo hijo. Un informe de The Wall Street Journal (WSJ) parece confirmar que Musk sí está por venderlo todo, pero no por las causas hippies que pensábamos, sino porque no tiene dinero.

De acuerdo al rotativo estadounidense, Musk “tiene que pedir prestado, a veces mucho, para pagar su estilo de vida y sus inversiones comerciales sin liquidar acciones que lo ayuden a mantener el control de las compañías que dirige”, la razón detrás de lo anterior es que aproximadamente “la mitad de sus acciones de Tesla están comprometidas como garantía para préstamos personales, según muestra una presentación financiera del 28 de abril. Mantener su participación accionaria, alrededor del 20%, o alrededor de 29 mil millones de dólares en su valoración actual, es importante para él para mantener el control sobre el fabricante de automóviles de Silicon Valley”.

En teoría no es que Musk no sea millonario, es que su fortuna de 39 mil millones de dólares están en papel y no en efectivo. Aunque es CEO de Tesla, no recibe un salario por su trabajo en la automotriz (renunció a él hace años en algo que se consideró un truco de relaciones públicas), pero podría obtener mil millones de dólares a la semana -como bono de objetivos- si Tesla logra vender 592 millones, cosa que no está pasando.

“Antes de que Tesla se hiciera pública, Musk le dijo a un juez durante un divorcio contencioso con su primera esposa que se había quedado sin efectivo y había tomado préstamos de emergencia de amigos para mantener a su familia y pagar los gastos de subsistencia”, explicó el WSJ.

El informe señala que el año pasado, “la capacidad del Sr. Musk de acceder a efectivo surgió nuevamente durante una demanda por difamación por los comentarios que hizo sobre un hombre involucrado en el rescate de un equipo de fútbol tailandés de una cueva inundada en 2018. Un abogado del caso dijo en un documento que Musk se describió a sí mismo como “financieramente ilíquido”.

Al momento, Elon ya puso en venta tres mansiones en California y planea vender otras cuatro casas en Bel-Air, según el WSJ. En una respuesta que dio al medio, Musk señaló que no sabe “dónde me quedaré todavía, pero probablemente alquilaré una casa pequeña en algún lugar”.