Un iPhone de Apple con una INE en el frente

(Apple/INE)

Apple presentó una solicitud de patente que haría que sólo necesitemos nuestro teléfono para identificarnos legalmente.

Los teléfonos cada vez están más presentes en nuestra vida, y para muchos son un elemento imprescindible en el día a día. Pero Apple quiere ir un paso más allá, y volverlo auténticamente un elemento obligatorio en nuestra vida.

De acuerdo con una solicitud de patente que presentó Apple ante la USPTO (la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos), la compañía busca que sus teléfonos sean considerados una prueba de identidad con el mismo valor que una credencial de identificación oficial.

Así es, la patente se centra en el uso de las tecnologías NFC o RFID para almacenar datos personales de su usuario -nombre, dirección, fecha de nacimiento, etc-, incluyendo todos los datos relacionados con la credencial de identidad (el equivalente al documento que en México expide el INE) y la licencia de conducir.

La ilustración que presentó Apple ante la USPTO (Imagen: USPTO)

Aparentemente, la idea de Apple es evitar que los usuarios lleven sus documentos físicos y les baste su teléfono para poder identificarse. Este sería ir un paso más allá de lo que ya hace con Apple Pay, que les permite a sus usuarios dejar sus tarjetas de crédito o débito en casa, y pagar en las tiendas departamentales directamente desde el teléfono.

Apple sostiene que los iPhones son mucho más seguros que una credencial de identidad tradicional, por tener acceso no sólo a datos normales, sino también a información biométrica de sus usuarios (identificación a través del iris, reconocimiento facial y la huella digital), lo que haría imposible que alguien usara la información de alguien más.

Por el momento la idea está en una etapa muy preliminar, pero ya están buscando patentarla y asegurarse de ser la primera compañía tecnológica en tener esta opción en sus dispositivos. Algo que, sin duda, podríamos ver en el futuro.

fuente Phone Arena

temas