Un grupo conformado por cuatro personas operaban el vehículo desde las cercanías de la cárcel.

Cuatro personas fueron detenidas esta semana en Calhoun, Georgia, por el uso de un drone teledirigido de seis rotores que usaban para meter tabaco a una prisión estatal. Los contrabandistas operaban el robot desde un bosque cercano, el grupo utilizaba binoculares para conducirlo sobre las cercas de la prisión.

Los presuntos autores, Marc Lee Circle, Angel Omega Thomas, Aaron Clint Foster, y Donovan Aaron Johnson, fueron localizados por agentes policíacos locales alrededor de una hora después de que un vigilante de la prisión estatal de Calhoun reportó que vio al aparato y ordenó su búsqueda.

Drone-tabaco-02

Medios locales informan que los cuatro sospechosos fueron encontrados con el gadget y cerca de un kilo de tabaco empaquetado, junto con teléfonos celulares que, presuntamente, les servían para ponerse en contacto con los presos para dirigirlos al lugar donde debían recoger el tabaco contrabandeado. En caso de ser encontrados culpables, los contrabandistas podrían pasar hasta 20 años de cárcel.

Parece que cada día alguien encuentra uso distinto para los drones, pues además de mensajeros, guías y vigilantes, ahora debemos agregar que estos vehículos no tripulados también pueden servir de traficantes.

vía Ars Technica

temas