El Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos (NPS, por sus siglas en inglés) acaba de anunciar una prohibición total del uso de drones dentro de su territorio.

Anteriormente algunos parques estadounidenses, como Yosemite en el estado de California, tenían medidas restrictivas en contra de los drones. Sin embargo, ahora la NPS ha decidido prohibir el uso de estos artefactos tecnológicos en todos los parques nacionales que dependen de dicho organismo gubernamental. Una de las razón principales de la NPS para la prohibición del uso de estos vehículo son las constantes quejas del público acerca del ruido y, sobre todo, las molestias que en ocasiones causan a la vida silvestre que habita estos lugares. La medida deshabilita, bajo pena de sanción:

“El lanzamiento, recepción, u operación de vehículos aéreos no tripulados en terrenos administrados por el Servicio de Parques Nacionales.”

La medida obedece a que con la rápida expansión del uso de estos vehículos, se han reportado decenas de incidentes relacionadas con los drones en parques de EEUU en meses recientes.  En abril de este año, los visitantes del Parque Nacional del Gran Cañón se reunieron para una puesta de sol cuando un ruidoso drone voló sobre sus cabezas antes de estrellarse. Ese mismo mes, los trabajadores voluntarios del Parque Nacional de Zion fueron testigos de como un avión no tripulado molestó a una manada de borregos cimarrones.

El NPS seguirá utilizando sus propios drones para monitorear los parques, así como para realizar labores de búsqueda y rescate. La prohibición excluye a los dispositivos para uso científico cuyos operadores soliciten la correspondiente autorización, además la dependencia afirmó que la medida es temporal en espera de que se realice una legislación nacional con respecto al uso de drones. Lo anterior todavía puede tardar varios años.

*Foto de portada: Boqiang Liao

vía Gizmodo

fuente National Park Service

temas