La NASA espera que la aeronave llegue al Planeta Rojo a inicios de la próxima década.

Puede ser que la imagen de arriba parezca como un búmeran, pero en realidad se trata del nuevo drone que la NASA quiere llevar a Marte en un futuro no muy lejano. El vehículo, conocido como “Prandtl-m”, está pensado para servir como una sonda de exploración que ayudará a reunir datos de la atmósfera y la superficie, antes de una eventual misión tripulada al Paneta Rojo.

Este drone tiene una longitud de 60 centímetros y pesa 1.17 kg, aunque se espera que con la gravedad de Marte su peso se reduzca a 450 gramos. La idea es que el Prandtl-m sea lo suficientemente ligero para poder volar una distancia aproximada de 32 kilómetros, luego de ser lanzado a una altura aproximada de 6,000 kilómetros

Según la NASA, el drone podría llegar a Marte entre el año 2022 y 2024. Pero la aeronave no estaría sola, pues estaría acompañado de un nuevo rover explorador, desde donde sería lanzada al momento del descenso. El primer prototipo del Prandtl-m estará listo a finales de este año, con un primero vuelo programado para esas fechas y otro para el 2016.

fuente NASA

temas