Con el objetivo de contrarrestar la pesca ilegal, la SAGARPA comenzará a implementar Aeronaves No Tripuladas (UAV) o drones, que además de monitorear los cultivos ahora evitarán que algunas embarcaciones operen de manera irregular. Una medida que la Secretaría ha decidido tomar justo antes del inicio de la temporada de captura del camarón en Sinaloa.

Los UAV tienen un peso útil de nueve kilogramos, ocho horas de autonomía de vuelo, capacidad de hasta 1,300 metros de altura, y 110 kilómetros de visión; estas aeronaves se manipulan a través de un plan de vuelo programado de manera anticipada con un software especializado, explicó la SAGARPA.

El equipo estará dotado de de alta tecnología que podrá tomar fotos de alta resolución que serán usadas como evidencias contra los pescadores furtivos. Además, un helicóptero y una avioneta realizarán vuelos sobre las costas del estado.

vía Fayerwayer

temas