Problemas detectados en el lanzador obligaron a la compañía espacial a posponer la prueba para el próximo 9 de enero.

SpaceX, la empresa de transporte aeroespacial fundada por Elon Musk, había anunciado que hoy por la mañana realizaría una ensayo de una maniobra que ayudaría a los viajes espaciales del futuro: hacer descender de manera controlada uno de sus cohetes Falcon 9, buscando que aterrizara en una plataforma flotante en el Océano Atlántico. Lamentablemente, un problema detectado en el segundo módulo del cohete ha obligado a la empresa a suspender la prueba un minuto antes de la hora del lanzamiento, la cual ha quedado aplazada. Si las condiciones climáticas se ajustan, el próximo viernes 9 de enero lo volverán a intentar.

El ensayo se planeó para aprovechar que la compañía lanzaría su cápsula Dragon propulsada por cohetes Falcon, la cual buscaba llegar por quinta ocasión con abastecimiento a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Pero, por lo menos hasta el próximo viernes, los astronautas de la ISS tendrán que esperar por su paquete espacial de Día de Reyes.

La plataforma donde se pretendía que el Falcon aterrizara
La plataforma donde se pretendía que el cohete Falcon aterrizara

De acuerdo con un portavoz de SpaceX, incluso en las mejores circunstancias, la prueba del cohete Falcon es complicada de lograr con éxito, pero conseguirlo sería un hito en el camino hacia los lanzadores espaciales plenamente reutilizables.

“Si uno logra contar con cohetes reutilizables como los aviones, el costo del acceso al espacio se reducirá hasta 100 veces. Nunca se ha construido un vehículo [espacial] completamente reutilizable, ese es realmente el avance fundamental que se necesita para revolucionar el acceso al espacio”, afirmó Elon Musk cuando se dio a conocer la prueba.

Hasta ahora, los cohetes, tan costosos que suelen ser una parte fundamental del precio de una misión espacial, son de un solo uso, destruyéndose o descartándose prácticamente en su totalidad tras el lanzamiento. Para Musk es el equivalente a tirar un avión Boeing 747 tras cada vuelo intercontinental. Por el momento, solo resta esperar y estar atentos a todo lo que ocurra el viernes.

Actualización (9/01/2014):

SpaceX anunció en su página oficial que el vuelo  programado para realizarse este viernes se llevará a cabo mañana sábado 10 de enero a las 5:45 am (centro de México). La cápsula Dragón de la compañía llevará en su interior 2.2 toneladas de alimentos, suministros y experimentos científicos a la ISS, entre los que destacan uno para estudiar el sistema inmunológico de las moscas de la fruta, además de realizar su prueba con el cohete Falcon 9.

vía Space

fuente SpaceX

temas