La automotriz nipona buscan usar la tecnología de conducción autónoma en nuevos modelos de autos, mientras que la agencia norteamericana en futuros rovers exploradores que se usen en las misiones a Marte.

La NASA y Nissan piensan que pueden ayudarse mutuamente en sus esfuerzos por construir vehículos autónomos, aunque para usos muy diferentes. Para encausar sus esfuerzos, la agencia y la automotriz firmaron un acuerdo de colaboración con duración de 5 años, el cual establece la formación de un equipo de trabajo conjunto que se dedique a desarrollar un sistema de auto-conducción que pueda utilizarse tanto en la Tierra, como en otros planetas.

El equipo de ingenieros de ambas organizaciones diseñará su tecnología para impulsar vehículos autónomos en el Centro de Investigaciones Ames de la NASA, el cual coincidentemente es vecino del Centro de Investigación de Silicon Valley de Nissan en Sunnyvale, California. Aparentemente, las primeras pruebas para la fabricación de nuevos carros inteligentes de emisión cero se realizarán modificando modelos de Nissan Leafs, un carro eléctrico de Nissan.

La empresa asiática asegura que con este trato busca aprender de los ingenieros en robótica de la NASA a construir una interfaz híbrida fiable, mientras que los representantes de la agencia sostienen que ellos buscan obtener sugerencias de Nissan relacionadas con la manera correcta de incorporar tecnología de auto-conducción en sus vehículos que explorarán Marte.

Se espera que las primeras pruebas conjuntas de su tecnología autónoma se realicen a finales de este año.

vía Engadget

fuente Wired

temas