¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Murió el mítico astronauta John Glenn: el primer norteamericano en orbitar la Tierra

Fue el primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra. El ex astronauta John Glenn falleció en la madrugada de este jueves 8 de diciembre, en un hospital de Ohio, donde...

Fue el primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra.

El ex astronauta John Glenn falleció en la madrugada de este jueves 8 de diciembre, en un hospital de Ohio, donde el legendario astronauta partió al otro mundo a los 95 años de edad.

A pesar de que otros astronautas llegaron más lejos que él, John Glenn fue el modelo de todos los niños que aspiraban a ser un astronauta en los años cincuenta y sesenta. Su gran personalidad y sentido del patriotismo se traslado, en mayor o menor medida, a la mayoría de los astronautas de la ficción que surgieron a borbotones en esa época, incluyendo Hal Jordan, el más famoso Linterna Verde.

En la vida real Glenn fue un gran piloto de combate que sobresalió en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea. Cuando inició el programa espacial, en 1959, fue elegido, junto con otros 6 pilotos, para formar parte de una de las primeras pruebas con los cohetes de la NASA.

Glenn se distinguió como el más capaz de los “Mercury Seven” (como la prensa apodó a los 7 primeros astronautas de Estados Unidos) y fue elegido para ser el primer estadounidense que daría una vuelta orbital a la Tierra. El 20 de febrero de 1962, a bordo de la nave Friendship 7, que era impulsada por el chohete experimental Mercury Atlas 6, Glenn voló por los aires y completó tres órbitas completas en un largo vuelo de 4 horas 55 minutos y 23 segundos de duración.

Después de su hazaña Glenn fue recibido como un héroe nacional, y recibió el primer gran desfile en honor a un astronauta, siendo recibido por el mismísimo presidente Kennedy, quien lo combirtió en su amigo personal. Luego de otro vuelo orbital, Glenn se retiró de la NASA e inició una carrera política que lo llevó al senado de los Estados Unidos, donde se mantuvo por 25 años.

Poco antes de retirarse de la política, Glenn regresó a la NASA y alcanzó a romper un nuevo récord en 1998, cuando se convirtió en el astronauta de más edad que volaba al espacio.