Como salido de un editor de imágenes, Scribble permite robar cualquier color de algún objeto material que nos guste y utilizarlo para crear nuestras ilustraciones a mano sobre una hoja de papel o trasladarlo a un dispositivo móvil.

Un nuevo proyecto de crowdfunding busca llevar a la realidad el sueño de muchos dibujantes e ilustradores: poder copiar los colores que vemos para usarlos en nuestras creaciones. Scribble es una especie de bolígrafo que funciona con un sensor de color RGB de 16 bits, que almacena los colores que vamos seleccionando y los transfiere a una superficie física, en su modelo de tinta, o a una tablet o smartphone en su versión stylus.

Scribble-02

Ambas versiones miden 15 centímetros y funcionan con una batería recargable, además cuentan con tecnología inalámbrica bluetooth y entrada USB. Una vez copiado un color podemos almacenarlo dentro del dispositivo para usarlo posteriormente, las plumas tienen capacidad para almacenar miles de colores.

Existen seis colores diferentes para el exterior de la pluma o el stylus, y sus creadores anunciaron que iniciarán dentro de poco una campaña de fondeo en Kickstarter para poder comercializar su proyecto. Cuando salga al mercado Scribble costará 150 dólares en la versión en tinta y 80 dólares el stylus. Si te interesa conseguir uno en cuanto esté disponible, puedes registrarte en este enlace para que sus desarrolladores te manden información en cuanto inicie el proyecto de recaudación de fondos y puedas recibir un 20% de descuento en el precio.

Scribble-03

vía Sopitas

fuente Scribble

temas