En el evento para desarrolladores de Samsung que se lleva a cabo en este momento en Moscú, Rusia, la compañía coreana informó que su dispositivo móvil que funciona con Tizen no estará listo dentro de poco tiempo.

Recientemente Samsung anunció su primer smartphone equipado con el sistema operativo Tizen, y anunció que estaría listo dentro de poco tiempo. Sin embargo, la compañía acaba de anunciar que retrasará de forma indefinida el lanzamiento de este dispositivo conocido como Samsung Z, así como también el de su primera televisión.

A pesar de ya tener listo completamente el Samsung Z, la empresa ha decidido posponer su salida al mercado, incluso como exclusiva de mercados emergentes. Eso sí, Samsung aclara que seguirá apoyando activamente con recursos el desarrollo de Tizen y del ecosistema en conjunto.

Esta es la segunda ocasión en que los coreanos deciden no sacar su producto al mercado, pues originalmente el Samsung Z estaba pensado para salir a inicios de año y ser una exclusiva de Japón, pero sin dar mayores explicaciones Samsung decidió no lanzarlo en la nación asiática y anunciar que lo vendería a partir de julio en mercados emergentes, siendo Rusia el punto de estreno. Ahora, con el aplazamiento indefinido de su venta, comienzan a surgir rumores relacionados con las razones detrás de esta decisión, como que el dispositivo y la experiencia de usuario simplemente no son lo suficientemente competitivos para el mercado de los smartphones actuales.

¿Será este el primer clavo en el ataúd de Tizen?

vía The Verge

fuente The Wall Street Journal

temas