La emotiva situación fue posible gracias al patrocinio de la marca de pañales Huggies.

Tatiana Guerra, una brasileña de 30 años, sufrió complicaciones de salud que la privaron del sentido de la vista desde que tenía 17 años. Actualmente ella tiene 26 semanas de embarazo, y se encuentra esperando el nacimiento de su futuro hijo, al que planea bautizar como Murilo.

La mayoría de las mujeres embarazadas conocen por primera vez a su bebé durante los periódicos ultrasonidos a los que se someten. Sin embargo, por su condición especial, todo parecía indicar que Tatiana no tendría esa posibilidad. Afortunadamente para ella, la marca de pañales Huggies decidió incluirla en su campaña publicitaria #‎contandoosdias‬, con la que buscan transmitir las emociones que experimentan las madres mientras se acerca el día del nacimiento de su hijo.

La marca patrocinó un ultrasonido para Tatiana, durante el cual ella escuchó atentamente las indicaciones que le hacía su ginecólogo. Tatiana no pudo contenerse, y le preguntó al médico “¿cómo es el bebé?”, al que ella imagina con una nariz con forma de “una pequeña papa”.

Durante la consulta, sin que Tatiana lo supiera, las imágenes del bebé estaban siendo enviadas a una impresora 3D, con la que se pudo fabricar una copia de Murilo en tres dimensiones. Sorpresivamente, el médico le entregó la impresión que tenía escrito en braille: “Este es tu hijo”. La emotiva reacción de Tatiana Guerra es digna de verse y muestra una de las muchas utilidades que se le pueden dar a las impresoras 3D.

vía People

fuente Huggies Brasil (YouTube)

temas