Conocida como “la impresora 3D más pequeña del mundo”, Lix es un lápiz que te permite realizar dibujos 3D sin complicaciones.

El diseñador Anton Suvorov quiere que podamos realizar dibujos en 3D de una manera tan fácil como dibujar en el aire. Para ello es que se encuentra en la primer fase de promoción de su producto Lix, un pequeño lápiz que, gracias a filamentos de plástico PLA o ABS, permite a sus usuarios realizar creaciones en tres dimensiones de manera sencilla. Además, sólo necesita recargarse por medio de una computadora para funcionar.

Este novedoso aditamento promete ser el sueño dorado de todas las personas creativas que están cansadas de solo poder plasmar sus ideas en hojas de papel. Por si fuera poco, Lix es muy fácil de transportar, debido a que tiene las dimensiones de una pluma o un lápiz común, mide 16.3 centímetros de largo por 1.3 de grosor, y pesa sólo 35 gramos.

Lix está construido con acabados de aluminio, cuenta con una resistencia interna que calienta el plástico con el que se forman las figuras hasta en 300° Fahrenheit, así como una entrada para añadir las tiras de plástico y otra para conectarnos a cualquier PC vía USB.

De acuerdo con Survorov, a partir del 14 de abril iniciará una colecta de financiamiento a través de Kickstarter, mientras dure la recolección de fondos el lápiz tecnológico se venderá en 139.95 dólares. También se venderá una replica de Lix por 59.95 dólares, pero sin la función 3D, es decir, una pluma común y corriente con el diseño de su producto.

vía Mashable

fuente Lix

temas