El mundo de las patinetas sigue progresando en términos tecnológicos con los avances que se han presentado sobre la hoverboard de Lexus y la Marbel, una patineta electrónica.

Todavía no podremos andar en la hoverboard de Lexus, pero el uso de las patinetas electrónicas ya es algo del presente. Por eso, dos investigadores independientes especializados en seguridad, de los cuales uno usa su patineta todos los días para moverse de un lugar a otro, decidieron indagar en la vulnerabilidad electrónica que ésta tiene.

Lo que Mike Ryan y Richard Healey descubrieron es que, como el control remoto de la patineta electrónica está conectado vía bluetooth, es muy sencillo interceptar la señal. Entonces, para ejemplificar algunos de los riesgos, estos hackers interrumpen al control remoto, ellos toman el mando y cambian la dirección en la va la patineta. Así podrían fácilmente llevarse la patineta y de paso, el usuario se puede lastimar.

Ryan y Healey declararon que no hicieron este experimento para lastimar a alguien, sino para mostrar los peligros reales a los que uno se exhibe con un transporte tan poco protegido electrónicamente. Su investigación la presentarán en la DEF CON Security Conference de este año.

fuente Wired

temas