Ash facepalm

¿Cuantos más Pokemon Go? ¿Cuántos más?

A estas alturas de la semana ya conocen la historia de Mamoudou Gassama, el joven maliense que ya es conocido como el “Spider-Man francés” por salvar a un niño que había quedado colgando de un balcón cerca del centro de París, escalando el edificio para detenerlo. Gracias a su acto heroico, Gassama hasta recibió la nacionalidad francesa de manos del propio presidente galo, Emmanuel Macron. Si no saben de lo que hablamos, vean el video que registró el rescate.

Seguramente te estarás preguntando ¿dónde estaban los padres de este pequeño francecín? La madre no sabemos (bueno, si sabemos, vive en la Isla de Reunión, lejos de París), pero de acuerdo al fiscal que lleva el caso, François Molins, el papá del niño, había ido a la tienda a comprar la despensa, pero “el problema es que tardó en regresar, simplemente porque al salir de la tienda se puso a jugar a Pokemon Go, indicó en una entrevista Molins, retomada por la agencia Europa Press.

El fiscal también confirmó que se abrió un proceso judicial contra el padre del niño. Deberá comparecer en septiembre ante un tribunal por incumplir en sus funciones como progenitor, un delito que en Francia es castigado hasta con dos años de cárcel. Hasta entonces, permanecerá en libertad condicional.

Es interesante cómo consideran que lo grave es haberse entretenido jugando Pokémon Go en la calle, cuando el hecho de salirse y dejar solo a un bebé en la casa con el balcón abierto es ya de por si deplorable. Todo mal con esta nota, todo mal.

fuente Europa Press

temas