Foto: Yui Mok, AP.

La detención del periodista ocurrió hace más de 5 años.

El día de hoy, un grupo de expertos de la ONU dieron a conocer que la postura oficial de la organización con respecto a la detención de Julian Assange será a favor del periodista, acusado de abusos sexuales y coacción. Hasta el momento tres de las denuncias ya han prescrito, pero la que sigue en píe es la más grave, porque involucra una violación consumada.

Assange recurrió en 2014 al Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, que tras analizar el caso anunciará mañana su fallo. Las primeras declaraciones de hoy del portavoz del grupo de seis expertos de la ONU, es que concluyeron que el periodista está siendo retenido de “manera arbitraria”.

En todo momento Assange ha señalado que las acusaciones en su contra forman parte de un plan del gobierno de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.

Con anterioridad el fundador de Wikileaks había asegurado que se entregaría a las autoridades británicas si las Naciones Unidas fallaba en su contra. Pero que esperaba que, en caso contrario, se le regresara su pasaporte y se le dejara en libertad de inmediato. Actualmente Assange se encuentra recluido en la Embajada de Ecuador en Londres, donde solicitó asilo político desde el 2012.

El Gobierno británico ya adelantó que no tomara en cuenta las conclusiones de la ONU, porque no son jurídicamente vinculantes, y ha recordado que si Assange sale de la embajada será detenido y extraditado a Suecia.

Pese a que la posición de los expertos de la ONU no obliga a nada a nivel legal, en el pasado ha sido suficiente para que, en casos anteriores, algunos afectados recuperen su libertad.

temas