Si alguna vez has tenido curiosidad de buscar tu nombre en Google entonces no te preocupes, no es algo extraño ni tampoco meramente vanidoso, de hecho, es prácticamente normal.

Y es que según un estudio del Pew Reasearch Center en Estados Unidos, el 56% de los usuarios en internet se ha buscado a sí mismos en algún motor de búsqueda, una cifra que se ha incrementado un 22% desde que el estudio comenzara a hacerse en 2001.

Más allá de la vanidad, la investigación sugiere que este tipo de práctica está relacionada con la reputación y las huellas digitales (nunca antes mejor dicho) que otras personas puedan encontrar de nosotros en internet. Mary Madden, autora del estudio, señala:

“Empresas, universidades y parejas están utilizando los motores de búsqueda para hacer investigaciones, así que para muchos el manejo de la reputación online se ha convertido en una habilidad necesaria tanto en el ámbito social como en el profesional.”

Quizás no esté demás buscarnos de vez en cuando en Google y ver qué es lo que se dice de nosotros. Además, seamos honestos, ¿quién no lo ha hecho ya alguna vez?

fuente Mashable

temas