Las malas reseñas fueron parte de un intricando plan de la ultra derecha que apoya la discriminación de género, la raza o la sexualidad.

The LAst Jedi

(Disney)

Star Wars: The Last Jedi es una película que la crítica especializada alabó, pero que entre el público causó opiniones divididas que, en resumen, dan la idea de que la película no es tan buena. Pero ¿quién es ese público al que no le gustó el Episodio VIII?

De acuerdo a un estudio publicado por Research Gate, una la plataforma especializada en medios digitales, el 50.9 por ciento de las criticas malas provinieron de trolls rusos que apoyan las causas de ultra derecha y la discriminación de género, y una serie de bots de respuesta automática.

De acuerdo a Research Gate, la intención de este ataque contra Star Wars era fomentar la cobertura mediática del odio entre fans, que a su vez se traducía como una narrativa de discordia y disfunción generalizada en la sociedad estadounidense, específicamente., lo cual beneficiaría políticamente a los políticos de la ultraderecha estadounidense encabezados por el presidente Donald Trump, así como para la Federación Rusa.

Los resultados del estudio mostraron que entre los que el director Rian Johnson fue uno de los objetivos primordiales del ataque de más de la mitad de los bots con mensajes de desaprobación a su trabajo y que sólo el 21.9% de las más de 960 cuentas que le tuitearon eran reales. Esa cifra se disminuyó a 10.5%.

“No se trata de que a los fanáticos les guste o no les guste la película; he tenido un montón de conversaciones con grandes fanáticos en línea y fuera de lo que les gustaron y les disgustaron las cosas, de eso se trata el fandom. Esto es específicamente una cepa virulenta de acoso en línea”, escribió en su cuenta de Twitter el director al presentar los resultados del estudio.

Esta es una prueba de cómo las mismas técnicas de manipulación de las conversaciones en las redes sociales destinadas a las batallas políticas sirve de igual forma para cambiar el destino de los productos de la cultura pop.

vía Rian Johnson (Twitter)

fuente Research Gate

temas