Gyllenhaal rindió un bello tributo a su compa Reynolds, recordando cómo levantó el proyecto de Deadpool.

Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds juntos

(People)

La industria del entretenimiento está llena de actores famosos que, además, son grandes amigos. Por eso existen amistades legendarias, como las de Frank Sinatra y Dean Martin, Leonardo DiCapro y Tobey Maguire, Ben Affleck y Matt Damon, Seth Rogen y James Franco, o el Burro Van Rankin y Palazuelos.

Pero una amistad menos popular involucra a Ryan Reynolds y Jake Gyllenhaal, ambos grandes actores, ambos estrellas de Life, y ahora ambos han participado en adaptaciones de personajes de Marvel, Reynolds es el famoso Deadpool y Gyllenhaal será el villano Mysterio en Spider-Man: Far Form Home.

En el número más reciente de VarietyJake Gyllenhaal recuerda que es amigo de Reynolds desde hace muchos años, y lo ha visto crecer en el medio con dificultad, además de resaltar que, si Deadpool ahora es una de las franquicias más importantes de Fox, se debe a que Reynolds se esforzó por hacer una buena película, en la que ni siquiera el estudio confiaba.

Aquí la carta completa:

“Conocí por primera vez a Ryan hace muchos años, e inmediatamente me pareció alguien listo, cálido y reflexivo, un caballero en una era de cretinos vanidosos, el hijo poco probable de Mel Brooks, Dorothy Parker y Gary Cooper. También era más alto que yo. En contra de mis deseos, nos hicimos buenos amigos. La audiencia conoció un poco de Ryan a través de su trabajo en una serie de comedias románticas. Era sin duda encantador y guapo (e irritante), pero nunca tuvo el espacio para desarrollar toda su potencial. Lo que todos queremos para nuestros amigos en esta industria es que el mundo vea lo que nosotros vemos en ellos, y como actores, eso sólo pasa en una tormenta perfecta de sincronización y mucha suerte. Después de años de esperar y luchar por encajar su desafortunado físico con forma de pera en los jeans del protagonista romántico convencional, Ryan se ha hecho su propio camino con Deadpool. Ryan levantó la casa de Deadpool ladrillo a ladrillo, construyendo un espacio que lo inspiraba y lo dejaba estirarse hasta cada esquina de la habitación. El notable éxito de Deadpool puede haber sorprendido a los ejecutivos que dieron una oportunidad al financiar aquella película de superhéroes tan variopinta, pero para la gente que conoce y quiere a Ryan, no ha sido una sorpresa que todo el maldito mundo se haya movilizado tan pronto como ha tenido la oportunidad de verlo realmente: todos los bordes y la oscuridad, la excelencia cargada de ingenio de toda una vida de sensibilidad y tristeza, y contra todo pronóstico, de sinceridad. Pero no se equivoquen: a pesar de toda la falta de esfuerzo que Ryan proyecta, el hombre trabaja incansablemente. Escribe toda la noche para después poder estar presente para sus hijas y su mujer todo el día (gracias a la ginebra Aviation, puede hacer lo segundo). Muy a menudo (demasiado a menudo), la gente con mucho talento canaliza una gran parte de su energía en su trabajo, pero pese a lo buen escritor y cómico que es Ryan, es aún mejor amigo, padre y marido. Y esa, para mí, es la verdadera señal de poder”.

La carta se publicó como parte de un extenso reportaje de las 50 personas del mundo del entretenimiento más poderosas de Manhattan, siendo Reynolds uno de los considerados por Variety.

fuente Variety

temas