Parece que Amazon tiene grandes planes para el futuro, pues además de su drones repartidores, la compañía también tiene planeado “predecir” qué artículos comprarán sus clientes.

Así lo ha revelado una patente presentada por la compañía, en la que se detalla un “sistema de envío anticipado”. La idea de Amazon es simple: deducir qué productos serán ordenados por los usuarios, y enviar dichos artículos al centro de distribución más cercano a los posibles compradores.

Para conseguirlo, la empresa se basará en un algoritmo que toma en cuenta distintos factores como los pedidos anteriores, búsquedas, listas de deseos, cosas añadidas al carrito de compras y hasta el tiempo que un usuario mantiene el cursor sobre algún producto.

Amazon-02
Imagen incluida en la patente de Amazon

De esta forma Amazon especularía sobre compras potenciales en determinadas zonas, lo que reduciría considerablemente los tiempos de entrega al concretarse alguna de las operaciones. Eso sí, después de un determinado tiempo, la mercancía que no sea adquirida por los clientes será devuelta a los almacenes centrales de la compañía.

Si bien es cierto que las devoluciones podrían representar un costo importante para Amazon, el plan es reducir dichos envíos con descuentos en los productos enviados anticipadamente, además de recomendaciones en artículos similares.

Todavía se desconoce cuándo se tiene pensado aplicar este nuevo sistema o si Amazon ya trabaja en ello, pues las únicas pistas que se tienen por ahora son los documentos de la patente.

vía Scottish Government (foto)

fuente The Wall Street Journal

temas