Los rumores eran ciertos y la gran G ahora es parte de la empresa de Elon Musk.

Es un hecho. SpaceX acaba de anunciar que en su más reciente ronda de financiamiento ha conseguido dos nuevos inversores: Google y Fidelity. Ambas compañías harán una inyección total de mil millones de dólares, así que juntas tendrán “poco menos” del 10% de la empresa (valuada 10 mil millones de dólares).

Apenas ayer nos enterábamos de que en Google podrían estar interesados en invertir en la compañía fundada por Elon Musk, atraídos por el desarrollo de un proyecto que tiene como objetivo crear una red de microsatélites que sirvan para ofrecer Internet de bajo costo en todo el mundo. Algo en lo que el gigante de Mountain View ya ha invertido sus propios esfuerzos.

La ambiciosa iniciativa contempla lanzar cientos de satélites, con un plan de desarrollo que según una entrevista reciente Musk en Bloomberg, podría tardar unos 5 años con una inversión de hasta 10 mil millones de dólares. Así que mientras SpaceX recibe un empujón de la mano de Google, el gigante de Internet se hace con un pedazo del pastel espacial.

fuente SpaceX

temas