Seguramente muchos van a aprovechar el puente para salir a carretera y descansar en algún lugar alejado del estrés de la ciudad. Y uno de los puntos a revisar en el automóvil es la presión de las llantas, un detalle que a varios se les olvida y que sólo pueden monitorear en tiempo real los dueños de coches equipados con un sensor en las ruedas.

Por eso la empresa Salutica con sede en Malasia diseñó FOBO, un sensor que se instala en cada una de las llantas del carro y que envían información en tiempo real a los teléfonos inteligentes de los conductores a través de Bluetooth. El dispositivo se instala en la válvula de aire de los neumáticos y están equipados con baterías recargables que, según los fabricantes, pueden durará hasta 2 años antes de que sea necesario recargarlas. En caso de que se detecte una llanta baja, el dispositivo envía una alerta al usuario para prevenirlo antes de arriesgarse a conducir.

tire1

Aunque es un proyecto innovador y atractivo, en estos momentos está buscando apoyo a través de Indiegogo para que se convierta en realidad. La meta es de 28 mil dólares y hasta el momento llevan recaudado más de 86 mil, con todavía 34 días por delante en el calendario.

Uno de los retos a vencer con estos recursos será el idear una forma de que no se roben el sensor tan fácilmente. Y aunque los desarrolladores aseguran que están programados para funcionar exclusivamente con el usuario original, no está por demás desarrollar algún candado que haga más difícil que alguien se lo lleve. Si todo sale bien, un kit con 4 sensores llegará a las tiendas a un precio de 149 dólares.

fuente Indiegogo

temas