Cada vez surgen más aplicaciones para los famosos drones, y en Argentina el gobierno los utiliza para detectar cuando un contribuyente tiene propiedades no declaradas.

Con ayuda de un drone fiscalizador, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), detectó casi 100 propriedades y más de 70 piscinas sin declarar en conjuntos residenciales exclusivos de las afueras de la ciudad.

Según esta agencia, el vehículo no tripulado equipado con cámara fotográfica les ayudó a determinar que existían más de 47 mil metros cuadrados construidos no declarados, en su mayoría correspondientes a viviendas que sus dueños mantenían registradas como terrenos baldíos.

Iván Budassi, director del fisco argentino, dijo en un comunicado que los contribuyentes deberán pagar multas y recargos por concepto de impuesto inmobiliario, con lo que esperan recaudar cerca de 245 mil dólares.

La ARBA señaló que los drones son solo una pieza tecnológica del sistema Mesi, una plataforma de fiscalización diseñada para detectar construcciones no declaradas, además de 18 satélites en órbita que también ayudan a esta tarea.

vía El País

fuente AFP

temas