La compañía logró con éxito entregar sus primeros paquetes con ayuda de sus repartidores voladores.

Hace tres años Amazon sorprendió al mundo anunciando el proyecto Prime Air, que les permitiría usar drones para repartir los productos de su tienda en línea. Si bien muchos pensaban que este plan era demasiado ambicioso y poco viable –incluyendo al mismísimo Bill Gates–,  la compañía siguió adelante con el proyecto con todo el respaldo de Jeff Bezos, el fundador y CEO de Amazon.

Después de varias pruebas y no pocas modificaciones, Amazon anunció que, en secreto, el pasado 7 de diciembre realizó con éxito la primera entrega de uno de sus productos con ayuda de sus drones. El gigante del comercio electrónico reveló que su primera entrega aérea consistió en una Amazon Fire TV y una bolsa de palomitas de regalo, que se entregaron a un cliente en las inmediaciones de Cambridge, Reino Unido. Lo más sorprendente de todo es que el envío tardó solamente 13 minutos desde que el cliente solicitó la Amazon Fire TV y hasta que el producto llegó a sus manos.

Amazon indicó que, de inicio, el servicio Prime Air solo estará disponible para entregar artículos pequeños (que no pesen más de 2.5 kilos) y tendrán un margen de entrega de un máximo de 30 minutos. De momento, Prime Air únicamente estará disponible en Reino Unido, debido a que las regulaciones en Estados Unidos impiden –entre otras cosas– que estos vehículos vuelen en áreas rurales y suburbanas sin la supervisión de un operador.

Lo que parecía un truco publicitario de Amazon hoy es toda una realidad, y otras compañías como Google, Walmart y Domino’s Pizza ya están realizando pruebas similares para usar un servicio de entrega por medio de drones.

vía The Next Web

fuente Aamzon

temas