¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra no murieron el mismo día

Las fechas son un poco inexacta. También es poco probable que ambos autores se conocieran.

Cada 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro para conmemorar la muerte de William Shakespeare y de Miguel de Cervantes Saavedra, dos de los más grandes escritores de todos los tiempos y canon de la literatura universal, sin embargo, los estudios han demostrado que ninguno de los dos creadores murió ese día.

Supuestamente ambos escritores murieron el 23 de abril de 1616, pero investigaciones históricas recientes han demostrado que ninguno de los dos murió este día. En primer lugar, Miguel de Cervantes Saavedra –autor de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Manchamurió el 22 de abril, pero fue enterrado un día después. De ahí la primera confusión.

El caso de William Shakespeare es un poco más complicado. El poeta y dramaturgo, murió en mayo, pero las fechas se confunden porque en aquel entonces, pleno siglo XVII, Inglaterra todavía se regía por el calendario juliano (nosotros lo hacemos por el gregoriano), y por lo tanto estaba desfasado.

El calendario gregoriano es el que se utiliza hoy día en casi todo el mundo y fue promovido por el papa Gregorio XIII (de ahí su nombre). A partir de 1582 se sustituyó gradualmente por el calendario juliano, por eso se implemento más tarde en Inglaterra.

También se ha especulado muchos sobre la idea de que Cervantes y Shakespeare pudieron llegar a conocerse, esto hubiera ocurrido en 1605 en Valladolid, pero nunca se ha podido comprobar en realidad. Esta hipótesis se sustenta en que siempre se han encontrado muchas similitudes entre Hamlet y Don Quijote.

Lo que sucede, según la crítica literaria, es que ambos personajes emblemáticos representan la transición del sentimiento de una época, pues tanto Hamlet como el Quijote, se preguntan a su manera el lugar en el mundo una vez que la teoría teocéntrica ha sido desplazada (cuando Dios ha dejado de ser el centro del universo) por la revolución copernicana.

De cualquier manera, el Día Internacional del Libro se celebra desde Desde 1996 gracias a la UNESCO y lo que deberíamos festejar, en realidad, es el fomento a la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual.