¿Por qué el live-action de Death Note arruinó la historia original?

Los escritores de la película de Death Note explicaron porqué la historia fue tan diferente.
(Foto: Netflix)

Las adaptaciones, o los live-action, suelen ser una gran patada en la entrepierna cuando se trata de los favoritos de la gente, como sucedió con el anime de Death Note. Sin embargo, hay una buena explicación de porqué el live-action de Netflix de Death Note fue tan desagradable para los fieles seguidores de la obra de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata.

En una entrevista con Comicbook, los escritores del live-action de Death Note, Charley y Vlas Parlapanides, explicaron los motivos por los que la historia fue transformada. De alguna manera este se lo debemos al resto de adaptaciones que precedieron a la película de Netflix. Según explicó Vlas, lo que intentaba hacer el director Adam Wingard era desarrollar una historia más original, aunque todos sabemos cómo terminó.

“En su momento había ya una película japonesa. También estaba el anime… así que esa historia en particular había sido contada. Es por eso que el director (Adam Wingard) dijo: ‘Oye, hemos visto esta historia, intentemos hacer algo diferente’. Pero de nuevo, a veces funciona. A veces no. A veces le das a la gente algo que quieren, a veces no…'”, contó.

El manga de Death Note se publicó por primera vez en 2003 en la revista Shonen Jump. En 2006 se estrenó el anime dirigido por Tetsuro Araki con más de 30 episodios. Después se lanzaron varios live-action, incluyendo la adaptación de Netflix de 2017 que se centró en la historia del estudiante de secundaria Light Turner que desata el caos a través del misterioso libro de Death Note. El reparto incluyó a Nat Wolf como Light Turner, Lakeith Stanfeild como L, Margaret Qualley como Mia Sutton, Shea Whigham como James Turner, Paul Nakauchi como Watari y Willem Dafoe como la voz de Ryuk.

ANUNCIO