El joven académico español se tituló de doctorado con una tesis sobre el manga más famosos de todos los tiempos.

Vicente Ramírez con personajes de Dragon Ball

(Vicente Ramírez/Toei Animation)

Hoy, a  más de tres décadas del surgimiento de Dragon Ball, es innegable que las aventuras de Goku y sus amigos forman parte de la cultura popular del mundo. Basta con salir un rato a la calle para toparse, en pocos minutos, con algún elemento que remite a la serie creada por Akira Toriyama, desde ropa hasta graffitis, pasando por los mangas que ahora se encuentran fácilmente en los puestos de revistas.

Por eso, no es de extrañar que Dragon Ball sea considerado un tema digno de estudio académico. Incluso, ya existen varias tesis centradas en la serie en los archivos de la UNAM. Aunque todas son tesis de licenciatura.

Este mismo año Vicente Ramírez Jurado, estudiante de la Universidad de Cádiz, se doctoró en el programa de Ciencias Sociales y Jurídicas de la institución española con una tesis sobre Dragon Ball. La tesis de Ramírez Jurado no es cualquier cosa. Contó con la colaboración de 200 personas repartidas en instalaciones de la Universidad de Cádiz, la Universidad de Colorado State y la Universidad de Kyoto Seika, que se pusieron a leer el manga de Dragon Ball intentando descubrir si éste podía ser una herramienta pedagógica.

El académico intentaba identificar el tipo de valores que promueve el manga entre sus lectores, pero su aproximación es de un experto en el tema. Y no es para menos, el autor del estudio es el responsable de La Biblia de Dragon Ball, uno de los textos en castellano más completos sobre el manga más famoso en el mundo.

Algunas de las personas que participaron en el estudio académico de Vicente Ramírez (Vicente Ramírez)

Así describió Ramírez Jurado su primer acercamiento con Dragon Ball:

“Comencé a ver la serie de televisión y a leer el manga cuando era niño, a principios de los años noventa. En muy poco tiempo Dragon Ball se convirtió en una afición que conectó a cientos de miles de jóvenes en torno a la lectura de su manga y de su serie de televisión, la cual presentaba una combinación explosiva de acción, humor y aventuras.”

La editorial Dolmen, que llega a nuestro país gracias a Océano, decidió editar las partes más interesantes para el púbico en general de la tesis de doctorado de Ramírez Jurado bajo el nombre de Dragon Ball — Fenómeno Social, en el que el Vicente intenta mostrar cómo Dragon Ball puede ser usado como un complemento en el aprendizaje de valores.

El libro se lanzó este mes en España y pronto llegará a las librerías de México, por eso pudimos conversar con el académico español, que respondió gustoso varias preguntas de Código Espagueti. Entre ellas la relevancia actual de Dragon Ball:

“Dragon Ball es un fenómeno social reconocido a nivel mundial cuya capacidad para crear interés se ha prolongado hasta la actualidad, y prueba de ello es que su producción sigue en activo.”

A pesar de que algunos pueden pensar que una serie de acción y aventuras no tiene espacio en la academia, Vicente Ramírez está seguro de que Dragon Ball es relevante para la pedagogía y las ciencias sociales en general. 

“Dragon Ball es un manga leído con gran entusiasmo por más de 240 millones de personas en todo el mundo. Cualquier lectura capaz de generar ese nivel de interés y de interacciones sociales dispone de crédito suficiente para justificar su consideración en el terreno de las ciencias sociales y la educación. Ignorar un fenómeno así en el ámbito de la investigación sería incoherente con los principios de valor académico.”

La portada del libro (Dolmen)

El estudio de Ramírez es exhaustivo, buscando entender el tipo de valores que fomenta la lectura de Dragon Ball, y lo que encontró fue tanto valores positivos como negativos:

“En esencia, y aunque precisa de todos los matices recogidos en el libro, podemos afirmar que las experiencias y los valores positivos que se manifiestan en los lectores de Dragon Ball son llamativamente superiores a los negativos. Los tres valores universales más identitarios serían la amistad, el sentido del humor y la justicia. En el campo de los contravalores, los más identificados son la violencia y el machismo.”

Además, Ramírez sabe que su punto de arranque es por demás interesante, no sólo para los fans de Dragon Ball, sino también para los estudiosos de la educación y la promoción de valores, un tema de suma importancia en países como el nuestro, en el que constantemente se está buscando formas novedosas de promover la cohesión social y el fortalecimiento de los valores sociales.

“La relevancia de cualquier estudio depende del interés de la pregunta que lo origina, y de la perspectiva que se pretenda explorar. Las cuestiones planteadas en Dragon Ball — Fenómeno Social proponen un acercamiento muy poco explorado con anterioridad. ¿Es posible usar el manga como herramienta educativa? ¿qué valores promueve en sus lectores? ¿cuál es el perfil predominante entre sus aficionados? Estas y otras muchas preguntas encuentran explicación mediante el estudio que recoge el libro, mostrando el universo Dragon Ball desde una óptica bastante desconocida.”

El autor y académico sabe que la mayoría del público que es fan de Dragon Ball podría no estar del todo interesado en la investigación académica que realizó, por eso también incluye material que será del agrado de los fans de la franquicia, sobre todo por incluir fotos raras de Akira Toriyama:

“Además del tratado académico, el libro también contiene capítulos dedicados a las distintas partes de la historia, clasificación de personajes, anexos con listados de mangas del autor, infografías, fechas de publicación de los capítulos, etc. Y una biografía de Akira Toriyama con fotos bastante inéditas y que pocas veces han sido impresas a buena calidad con anterioridad. La edición en tapa dura le ha dado un acabo coleccionista muy cuidado por Dolmen Editorial.”

En la redacción de Código Espagueti siempre hemos discutido sobre el papel de Goku como padre, y hasta editamos este video:

Así que no podíamos dejar de preguntarle a Vicente Ramírez sobre su opinión de Goku como padre:

“El padre perfecto no existe. Goku, como todos los padres, tiene sus aspectos fascinantes y sus puntos débiles. Él es un auténtico amante de la naturaleza, la aventura, y las artes marciales, y a veces antepone esas pasiones a otras responsabilidades más estereotipadas en la sociedad actual, y eso puede generar algunas críticas. Con eso dicho, su comportamiento no deja lugar a dudas de su buen corazón, su honestidad, su bondad y el amor por su familia, sus amigos y el propio planeta.”

El tema del papel de las mujeres en Dragon Ball también es cuestionable, sobre todo porque, luego de que Bulma tuvo un rol protagónico en los primeros tomos del manga, poco a poco fue perdiendo reflectores, algo similar ocurre con la mayoría de los personajes femeninos de la historia. Sin embargo, es innegable que la serie presentó mujeres fuertes e interesantes. Así lo cree el autor de Dragon Ball — Fenomeno Social:

En Dragon Ball, como en cualquier otro manga de género shonen, la mujer tiene un papel secundario. Las mujeres en Dragon Ball escenifican algunos estereotipos tradicionales pero también muchos otros avanzados a su época. Cuando Disney sólo concebía a las mujeres reservadas, pudorosas y desvalidas que bailaban y cantaban con los animalillos a esperas del príncipe que las rescatara, los principales personajes femeninos que aparecen en Dragon Ball (Bulma, Chichi, Launch o la Androide 18) se muestran mucho más inteligentes que los hombres, atrevidas, desafiantes, inconformista.

Sin duda Dragon BallFenómeno Social será un libro imprescindible en la biblioteca de todo fan de Dragon Ball, del anime y de los estudios sobre la educación. Puedes contactar a Vicente Ramírez Jurado en la cuenta en Facebook de su proyecto Akira Toriyama Studies.

temas