Dragon Ball: Piccolo y Gohan convertido en Ozaru se enfrentan en fan art

En este Fan Art, Piccolo se enfrenta a Gohan convertido en Ozaru de una forma muy real.
Dragon Ball Piccolo enfrenta a Gohan convertido en Ozaru / Imágen: Código Espagueti / Toei

Dragon Ball tiene momentos y batallas que son considerados épicos. Uno de los primeros que vimos en Dragon Ball Z fue la transformación de Gohan en un Ozaru, esos monos gigantes en los que se convierten los saiyajin cuando ven la Luna llena, y su enfrentamiento con Piccolo. El artista portugués Tiago Datrinti re imaginó la escena para darnos un vistazo hiperrealista de la pelea.

En este fan art podemos ver a un namekusei más parecido a su versión de Piccolo Daimaku, el rey demonio padre de Piccolo, ya que luce un poco más viejo, enfrentándose al Ozaru.

Dragon Ball Piccolo enfrenta a Gohan convertido en Ozaru | Ilustración: Tiago Datrinti

Al parecer Piccolo está a punto de lanzar un Makankosappo, la técnica insignia del guerrero. Se trata de un rayo doble combinado que forma un taladro de energía que atraviesa cualquier cosa. Con esta perforó la armadura de Raditz, matándolo a él y a Goku en el proceso. Un toque divertido es que

Los Ozaru son la forma más peligrosa de los saiyajin, debido a que son incontrolables y el nivel de destrucción que causan en los planetas es avasallador. Para detener a Gohan, Piccolo tuvo que destruir la Luna para interrumpir la transformación y luego cortó su cola para que nunca volviera a ocurrir. Lo mismo hizo el maestro Roshi con Goku y Jajirobe la corto a Vegeta.

La maestría que Tiago Datrinti ha mostrado en sus ilustraciones no esta puesta en duda. Dense una vuelta por su página donde encontrarán ilustraciones en las que el artista nos da una mirada fresca de los personajes de Dragon Ball, como Freezer y Majin Boo Niño, y muchos superhéroes de DC Comics.

***

Dragon Ball lleva ya décadas en el mundo, pero por si vives debajo de una piedra o simplemente quieres recordar todo lo que ha pasado hasta el momento, te lo dejamos resumido en cinco minutos (más o menos), desde que Goku llegó a la Tierra hasta que se da sus trancazos con Jiren y se pinta el pelo de azul.