¿Para qué son las tres conchas que aparecen en Demoliton Man?

Al parecer Sandra Bullock, después de tantos años, tiene una respuesta.
(Foto: Warner Bros.)

Una de las películas que marcaron nuestra noventera infancia fue, sin duda, Demoliton Man, conocida aquí como El Demoledor, una cinta protagonizada por Sylvester Stallone, Wesley Snipes y Sandra Bullock de 1994.

Por si no lo recuerdas según la sinopsis de la película:

“Un sanguinario y peligroso asesino llamado Simon Phoenix (Wesley Snipes) es encarcelado por John Spartan (Sylvester Stallone), un legendario policía de Los Ángeles. Tras su arresto, Pohoenix es enviado a una cárcel que criogeniza a los presos. Spartan será acusado de un asesinato que no cometió, lo que le llevará a la misma cárcel que al infame Simon Phoenix. Ambos serán criogenizados durante un periodo de 35 años. Cuando Phoenix despierta en un futuro en el que el crimen está más controlado que nunca, sus instintos de asesino en serie resurgirán después de tres décadas inactivos dando rienda suelta a su locura. El gobierno decidirá sacar de la criogenización a Spartan para que vuelva a capturar al hombre que está poniendo a toda la ciudad en peligro”.

Pues bien, en esa película el contacto físico está prohibido y se tiene sexo a través de cascos de realidad virtual que estimulan el cerebro. Todo es tan raro que cuando Spartan entra al baño de la oficina de policía se encuentra con tres conchas marinas que no sabe (y nosotros tampoco) para qué funcionan. Pues bien, ahora, y en medio de la crisis del COVID-19, Sandra Bullock, por fin tiene una respuesta para nosotros. Estamos hablando de la revelación de un misterio ancestral de la historia del cine de acción.

En una entrevista para MTV News, Bullock explica:

“Bueno, piensa en un bidé, ¿verdad? Hay varios procesos. Tienes el número uno, tienes el número dos, y luego la limpieza”.

Y luego bromea, diciendo que las podemos usar como maracas, pero en realidad, dice que su función era obvia, bueno, al menos para ella que lo leyó en el guión.

Así que en medio de las compras de pánico y la locura por la escasez de papel de baño, empieza a preocuparte por instalar estas tres conchas en tu casa.