Daniel Craig como James Bond en Casino Royale

(Sony Pictures)

Se filtró la supuesta razón detrás de la salida de Danny Boyle de la más reciente cinta de James Bond.

A inicios de esta semana nos sorprendimos cuando se anunció que Danny Boyle abandonó la dirección de Bond 25 debido a “diferencias creativas”.

Como era de esperarse, se comenzó a especular sobre la razón detrás de la salida de Boyle de la próxima cinta del agente 007, que todo indica será la última ocasión en la que veremos a James Bond interpretando al espía inglés, marcando el fin de esa etapa de la franquicia.

Ahora, desde The Telegraph, revelan que detrás del despido de Boyle se encuentra una supuesta lucha de egos entre el director y el actor principal, que tenía como objetivo imponer a actores dentro de la cinta.

La idea de la película era aprovechar la enorme presencia internacional de Vladimir Putin para recrear parte de la atmósfera de la Guerra Fría, la mejor época de las cintas de Bond, y contar con un villano ruso. A pesar de que Boyle recibió un script con esta idea, él y su colaborador habitual John Hodge (escritor de Trainspotting) habían desechado la mayoría de las ideas de MGM y habían escrito un guión donde la única similitud era “actualizar” la Guerra Fría, y tener a un villano ruso.

Aparentemente traer a su propio guionista enfureció a Barbara Broccoli, la productora de todas las cintas de Bond desde hace años. Pero esa no fue la razón detrás de su despido.

El punto de rompimiento con Daniel Craig ocurrió cuando Boyle seleccionó como villano de la cinta a Tomasz Kot, protagonista de la cinta ganadora del festival de Cannes Cold War (Zimna wojna). Craig y Broccoli se enfurecieron, por considerar que Kot era un desconocido y no era acorde a los grandes actores que habían sido antagonistas en los últimos años (Eva Green, Mads Mikkelsen, Javier Bardem y Christoph Waltz).

Boyle se encontraba buscando a una chica Bond, sin consultar a Craig, algo que colmó la paciencia del actor, quien siempre había sido consultado a la hora de elegir a las mujeres sensuales que aparecían en la saga.

Con Boyle fuera del proyecto, también se va su guión. Y es muy probable que se cambie la fecha de estreno de la película, programada para el 25 de octubre de 2019.

fuente Telegraph

temas