Restauran virgen y queda peor que el Ecce Homo

Se trata de La Inmaculada, una pintura del siglo XVII que reparó un restaurador de muebles.
(Twitter: chicacocodrilo)

Seguramente recuerdan a la señora Cecilia Giménez, una entusiasta del arte que se ofreció para restaurar el Ecce homo pintado por Borja que se encontraba en una iglesia de Zaragoza, España, sin buenos resultados. Pues ahora hay una nueva obra afectada que rivaliza el trabajo de doña Cecilia. Se trata de una copia de una de las conocidas Inmaculadas de Esteban Murillo (1618-1682), que un coleccionista pidió restaurar a un restaurador de muebles.

El coleccionista, originario de Valencia, España (de dónde más), quiso ahorrarse lo que le cobraba un restaurador profesional y le encargo la obra al restaurador de muebles por mil 200 euros. El resultado fue horrible, pero el dueño de la reproducción le dio una segunda oportunidad sólo para demostrar que no había nacido para ese trabajo. Dejó a la virgen irreconocible.

A la izquiera la original, luego las dos restauraciones

La vicepresidenta de Relaciones Internas y coordinadora de la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de España (ACRE), María Borja, explicó en una entrevista con el sitio 20 minutos que aberraciones como esta son “desgraciadamente mucho más frecuentes de lo que se piensa”.

“Solo conocemos los casos que la sociedad denuncia a través de prensa o redes sociales, pero hay multitud de situaciones donde las obras son intervenidas por personas que no tienen formación. Las obras sufren este tipo de intervenciones no-profesionales, pudiendo, provocar un cambio irreversible”, aseveró.

La funcionara informó que los propietarios de este tipo de obras “los tienen la obligación que informar a la administración si van a ser intervenidos”, pñero si el propietario no tiene declarar la obra no esté obligado a comunicar la intervención de Conservación-estauración, “por lo que no habrá ningún tipo de control sobre quién ejecutará ese trabajo, pudiendo ser una persona sin formación”.

Se dio a conocer que el coleccionista se ha puesto en contacto con otro especialista para intentar rehabilitar la obra.