El tesoro nerd podrá verse otra vez en buena resolución.

Durante años los fans más recalcitrantes de Star Wars (y las películas serie Z) hemos disfrutado riendo a mandíbula batiente con Dünyayı Kurtaran Adam (también conocida como The Man Who Saved The World o simplemente Turkish Star Wars) una cinta que se volvió de culto por ser un remedo de la saga galáctica de George Lucas, pero con acrobáticos karatecas turcos, y tomando libremente escenas completas de A New Hope, lanzamientos de la NASA, escenas de Forbidden Planet, además de usar sin reparo la música de Raiders of the Lost Arc, Flash Gordon, y Moonraker.

turk

La mejor forma de resumir la cinta nos fue proporcionada por Nicolás Ruiz, nuestro critico de cine:

“Está situada en una era galáctica en la que la Tierra está protegida por la mente y la voluntad de las personas, en una coraza mental que le da la apariencia de la Estrella de la Muerte (¿?). Todo esto va mezclado con escenas de entrenamiento karateca, luchas a muerte contra monstruos gigantes, zombis y esqueletos vivos, espadas místicas de oro, guantes místicos de oro, botas místicas de oro y, claro, cerebros místicos de oro. Todo para crear una de las películas más extrañas y surreales que he visto.”

Ed Glaser, uno de los directivos de la casa productora independiente Neon Harbor Entertaiment, reveló que encontró y tiene en su poder la única copia conocida de Dünyayı Kurtaran Adam en su formato original de 35mm. La cinta fue comprada a un proyeccionista de cine jubilado, que vivía en una localidad al norte de Turquía, quien guardó la cinta desde los años ochenta.

mostrando la copia de
Ed Glaser mostrando la copia de Dünyayı Kurtaran Adam

A pesar de que la película puede encontrarse sin ningún problema en internet, todas las versiones que se conocen están subidas de cassettes Beta o VHS, por lo que no tienen muy buena calidad.

“La copia de 35 milímetros de Turkish Star Wars es un Santo Grial, no sólo de las películas rip-off, sino de toda película de culto. No se conoce que exista otro negativo completo de la película, debido a que las pocas copias que existían fueron destruidas. Mi objetivo es conseguir recuperar el filme para preservarlo para la posteridad y proyectarla en el cine para otros fans como yo”, señaló Glaser.

Si bien el plan de Glaser es restaurar la película, es difícil que pueda comercializarla, sobre todo por los problemas de derechos de autor que envuelven a la infame (pero divertidísima) cinta. Glaser no tiene problemas con eso, debido a que también es historiador especializado en cine, y le gustaría recuperar la película sólo para exhibirla en festivales y en eventos académicos.

Si le quieres echar un ojo a está joya del cine serie Z, no esperes más y date:

fuente Neon Harbor

temas