50% de los trabajadores mexicanos padecen estrés por el home office

La cifra habría aumentado considerablemente con la pandemia.
(Edgar Garrido / Reuters)

Algunos aman el home office, otros lo aborrecen con toda el alma. Lo cierto es que la pandemia obligó a los trabajadores mexicanos a adaptarse a la nueva situación, que parece haber hecho más mal que bien. De acuerdo a la psicóloga Erika Villavicencio-Ayub de la UNAM, el estrés por el home office incrementó durante la pandemia en México, uno de los países con mayores niveles de estrés laboral. Ahora se estima que 1 de cada 2 trabajadores padece este trastorno.

Antes de la pandemia se estimaba que al rededor del 25% de la fuerza laboral mexicana padecía algún trastorno mental como depresión. Desafortunadamente esta cantidad ha aumentado a consecuencia del encierro. Es por ello que la especialista hace un llamado a las empresas e instituciones para contar con una “cultura laboral enfocada en el bienestar de la persona.”

Lo que caracteriza al estrés derivado de la pandemia es el uso intensivo y permanente de tecnologías de la comunicación. Sumando el problema de que muchos trabajadores no cuentan con el equipo necesario para realizar sus labores diarias sin problemas, además está la situación de que muchos permanecen conectados, pareciendo que están disponibles en cualquier momento incluso fuera de su horario laboral habitual.

“Ahí aparece el denominado tecnoestrés, derivado del uso desadaptativo de las tecnologías. Aunque depende de la situación, también podemos hablar de una tecnofatiga, cuando se está expuesto a largas horas con exceso de carga laboral” explicó la experta.

Algunos síntomas del tecnoestrés incluye la pérdida de cabello, afectamientos en la piel, preocupación, angustia, miedo y depresión. Además los ciclos de sueño se ven afectados, además de que se pueden consumir alimentos en exceso.

De acuerdo a la psicóloga, la forma de acabar con el estrés por el home office es implementando las correspondientes leyes que garanticen “el derecho del trabajador a desconectarse fuera de los horarios convenidos de trabajo.”