Mujer se cura del VIH sin medicamento ni tratamientos

El avance hacia una cura definitiva al VIH puede estar mucho más cerca
(Foto: Getty Images)

Investigadores de ciencias médicas y de la salud publicaron un informe donde se mostró que una paciente diagnosticada con VIH sería la primera mujer en curarse del padecimiento sin ningún medicamento, trasplante de médula ósea o cualquiera otro método para tratar este virus.

Este informe publicado dentro de la revista Nature comparte el caso de una paciente diagnosticada en 1992 con VIH, mismo con el que ha pasado casi 30 años buscando tratamientos para que su calidad de vida no disminuyera.

La paciente tiene actualmente 66 y lleva por nombre Loreen Willenberg y es residente en California, Estados Unidos. Su caso fue conocido desde hace años porque su propio cuerpo fue capaz de aislar el virus en reservorios virales y prevenir la replicación.

Con ella, son dos los pacientes que han logrado curarse del VIH. El primero fue Timothy Ray Brown, también originario de California, que se curó en 2008 con características similares a las de Loreen.

Controladores del VIH

Así como estos dos casos de cura, existen otros tantos de personas que han logrado contener el avance del virus en sus cuerpos de manera autónoma, sin medicamentos o trasplantes de ósea o cualquier otro tratamiento similar.

Por el momento se tiene conocimiento de 63 personas en las que el virus se ha controlado gracias a procesos naturales y metabólicos, pero solo en dos de ellos el virus se ha suprimido por completo. A estos se les conoce como “supercontroladores“.

Ahora, gracias a estos dos casos de éxito se puede avanzar con pasos más claros hacia una cura, pues el caso de Timothy, la primera persona en curarse de VIH sin medicamentos, no es aislado.

(Pixabay)

Según los informes sobre el VIH, solo 0.5% de los pacientes con VIH es capaz de aislar el virus en reservorios celulares. El objetivo de los científicos, actualmente, es lograr que esto pueda replicarse en otros cuerpos de manera inducida.

Los riesgos de este tipo de experimentos están latentes en cada nuevo descubrimiento, pero mientras más pacientes logren ir por el camino de estos dos pacientes se estará más cerca de encontrar una cura real y definitiva.

ANUNCIO