La compañía de transporte de carga para fábricas obtuvo un financiamiento muy pesado.

Clearpath Robotics, la empresa canadiense con sede en Kitchener, Ontario, anunció el día de ayer haber recaudado  30 millones de dólares para la producción de sus vehículos autoconducidos. Una inversión grande, sin duda, que estuvo liderada por iNovia Capital, y que contó con la participación de Caterpillar Ventures, GE Ventures, Eclipse Ventures, RRE Ventures and Silicon Valley Bank.

Clearpath usará el financiamiento para hacer crecer la división industrial de la compañía: OTTO Motors, la cual básicamente se dedica a fabricar vehículos que de manera autónoma mueven cajas y pallets dentro de las fábricas, bodegas o centros de distribución. Actualmente, estos productos ya son parte indispensable de compañías tan importantes como GE y John Deere.

Los OTTO, emplean LIDAR y otros sensores para reconocer el camino que necesitan avanzar, y que también evita el tropezón con las personas o alguno objeto mal puesto por ahí. En este sentido, Matt Rendall, CEO y cofundador de Clearpath, declaró para la sección de noticias de la página online de Clearpath Robotics que “las fábricas operan como pequeñas ciudades a puerta cerrada, es decir, con “caminos”, tráfico, intersecciones y peatones, pero a diferencia de las calles de una ciudad, la “pista” en una fábrica industrial es un ambiente controlado, y esto permite que sea un lugar idea para introducir los vehículos automanejables”.

whatsapp-image-2016-10-05-at-5-00-57-pm

Por si fuera poco, cuando un OTTO está circulando con poco combustible, regresa él mismo a su centro de carga y se abastece. Incluso, si la wifi se cae en el establecimiento, el OTTO puede completar un cierto número de tareas que le hayan sido asignadas previamente. Y para menor preocupación del consumidor, estos vehículos ya cuentan con el máximo estándar de seguridad.

Clearpath lanzó OTTO Motors en 2015 con la intención de concentrarse en los vehículos automanejables que transportan materiales dentro de fábricas y bodegas, y hoy pueden presumir que a diferencia de Google o Tesla  que sus vehículos ya están en el mercado, y sus ganancias cada día van en aumento.

“El mercado de los vehículos automanejables con pasajeros muy probablemente supere los 80 mil millones de dólares para 2030. De manera que nosotros creemos que el mercado para los vehículos autoconducidos de transportación y carga de materiales será de igual forma redituable. Clearpath tiene una gran ventaja y es su nuevo financiamiento, el cual nos permitirá acelerar el desarrollo del mejor software de la industria y traer al mercado nuevos y más veloces OTTOs”, dijo Matt Rendall para www.clearpathrobotics.com.

whatsapp-image-2016-10-05-at-5-00-58-pm

También Karam Nijjar, socio en iNovia Capital y quien encabeza esta inyección mayúscula de capital, hizo afirma que Clearpath Robotics entrará en los sectores más importantes para la década siguiente. En términos generales, el inversor ve potencial en la tecnología que Clearpath desarrolló para sus OTTOs. y que ésta pueda ser utilizada en un servicio de traslado de personas por todo un aeropuerto, o tal vez poder incursionar en la industria minera, donde camiones de varias toneladas son utilizados para mover hierro, piedra u otras cargas pesadas dentro y fuera, pero en un ambiente relativamente controlado.

Previamente, Clearpath creció 11.2 millones de dólares en 2015 en su primer financiamiento por RRE Ventures, y que también contó con la participación de iNovia Capital GE Ventures and Eclipse Ventures, para desarrollar su primer producción de OTTOs. La Defensa Nacional de Estados Unidos utilizó alguno de esos ejemplares nada más y nada menos que para detectar bombas. Así que, aprovechando esta buena racha y luego del lanzamiento del primer vehículo en 2015, Clearpath estableció su primera división industrial OTTO Motors para concentrarse en los vehículos autoconducidos y el transporte de material pesado.

vía TechCrunch

fuente Clearpath Robotics

Temas