La versión mejorada de su sistema de conducción autónoma será sometida a pruebas de seguridad durante los próximos meses.

A mediados de este año Google anunció el primer prototipo su coche autónomo, que tiene como principales características la ausencia de volante y pedales, debido a que el vehículo es capaz de manejarse por sí solo.

Hoy la compañía publicó una nueva fotografía de su proyecto a través de Google+, donde puede apreciarse el prototipo final del pequeño automóvil que a simple vista, cambió las tonalidades grises de la versión anterior por el color blanco. Además, el nuevo vehículo también incluye de faros de verdad (a diferencia de su antecesor cuyos faros sólo estaban dibujados), y un módulo más compacto para las cámaras y sensores.

Google-coches
Comparativa entre ambos prototipos

Según el comunicado publicado por la compañía esta mañana, el coche será sometido a pruebas durante estos últimos meses con el fin de comprobar que el funcionamiento de su software y sensores –que son parte fundamental del automóvil– sea el óptimo. Por ahora, el sistema de conducción autónoma funciona con presionar un único botón, que se encuentra en el interior del vehículo y posteriormente introducir la dirección deseada.

El prototipo actual puede andar a 40 kilómetros por hora, pero, es probable que si reacciona bien a las pruebas, se fabrique una versión más veloz que sea capaz de andar por la ciudad. Google espera poder conducir este nuevo modelo por el norte de California durante el próximo año, aunque aclaran que seguirán haciéndolo con ayuda de un conductor humano que servirá para afinar todos los detalles.

fuente Google Self-Driving Car Project (Google+)

temas