Ranking: las películas de Star Wars de la peor a la mejor

Para que no te quiebres la cabeza nos la quebramos nosotros. Este es el ranking de las películas de Star Wars, de la mejor a la peor
Fuente: Disney

Star Wars es un universo grandísimo que incluye películas, series, libros, cómics, videojuegos y demás. Sin embargo, todo se deriva de sus tres trilogías principales, las cuales vamos a acomodar en este ranking de la mejor a la peor, así que trae las palomitas y el garrote porque nos vamos a dar con todo.

Fuente: Disney

El Ascenso de Skywalker

Sin duda el cierre de la última trilogía fue un desastre. Después de una primera película aburrida y prototípica y una segunda parte arriesgada e interesante, el The Rise of Skywalker vino solamente a hacer más complicado este embrollo que nació de la mano de JJ Abrahams.

No solamente está llena de clichés y giros predecibles, además de ser totalmente condescendiente. También echa por la borda cualquier ápice de interés y emoción manipulando emocionalmente a su audiencia con recursos tan baratos como la revelación de la línea familiar de Rey. Dentro de Star Wars hay muchos pecados, pero ninguno se equipara a este.

Fuente: Disney

El Ataque de los Clones

Si bien esta da origen a uno de los conflictos más importantes en todo el lore de Star Wars, la película deja demasiado qué desear. No solamente está repleta de errores argumentales que nos hacen dudar muchísimo de la forma en que Anakin evoluciona como personaje, sino que también mantiene a Jar Jar Binks a pesar de que es totalmente prescindible.

Además, nos dejó con una de las frases más extrañas, poco explicativas y 100% gratuitas en la carrera de George Lucas como creador:

“No me gusta la arena, es dura e irritante y se mete en todas partes” – Darth Vader descubriendo que de poeta es muy buen villano

Fuente: 9GAG

La Amenaza Fantasma

Los orígenes de Anakin Skywalker son, por supuesto, importantes pero para este punto completamente innecesarios. No es una sorpresa que dentro del orden machete esté excluida y se nota a la hora de verla, aunque tiene lo suyito.

Sobre todo, integrar a Qui Gon Jin como el maestro de Obi Wan Kenobi termina haciendo que el fondo histórico del conflicto de las guerras clónicas tenga un sabor mucho más grande, además de que también hace su aparición Darth Maul, que poco a poco cobró más y más relevancia en toda esta historia.

Sin embargo, no deja de tener a Jar Jar Binks y sus confusos midiclorianos.

Neeson interpretó a Qui-Gon Jinn en el Episodio 1 | Fuente: Lucasfilm

El Despertar de la Fuerza

Ni siquiera vale la pena desgastarse en escribir mucho de esto. Mejor ve A New Hope una vez más y ya.

El Retorno del Jedi

El final de la primera trilogía fue un pico dentro de la cultura popular contemporánea. El resultado de la primera aventura de George Lucas terminó con la reivindicación de Anakin Skywalker, que abandona a Darth Vader y a su maestro, Darth Sidious, para regresar a ser él mismo y ver, por una sola vez, a su hijo con sus propios ojos.

Claro, el emperador Palpatine muere de una manera rebuscada, simple y nada interesante, pero no deja de ser el final de una de las trilogías más importantes en la historia del cine, además del primer paso hacia la construcción de todo un lore que hasta la fecha sigue expandiéndose.

Fuente: Lucasfilm

Una Nueva Esperanza

No hay mejor forma de entender Star Wars que a través de su origen real. A New Hope cambió rotundamente la forma en que se percibía el cine y la ciencia ficción en los años 80. Esta introducción del western espacial resultó en lo que ya sabemos y seguimos disfrutando ahora mismo.

Al mismo tiempo, esta cinta es una perfecta forma de ir cuestionando la guerra y sus actores, así como los gobiernos y las estructuras políticas que operan a través del miedo y la dominación como el Imerio Galáctico, que bien puede tener un rostro macabro y oculto como Palpatine, una fuerza terrorífica como Darth Vader, o una cara sin piedad y con ansias de masacre como el Grand Moff Tarkin.

Fuente: Lucasfilm

Los Últimos Jedi

Rian Johnson llegó a Star Wars como un foragido. Un ser extraño que se dedicó a hacer televisión y logró, posiblemente, uno de los mejores capítulos en la historia de este medio con “Ozymandias” en Breaking Bad; el resultado de su experimentación en el cine, como en sus demás trabajos, fue retar al género y a la audiencia que tiene enfrente.

Los símbolos Jedi, así como la omniprescencia de una oligarquía espacial se fueron reduciendo poco a poco en esta película que mostró un lado menos mítico y más humano de Luke Skywalker, que no dudó en desprenderse del maniqueísmo y el dogma peligroso que representan los Jedi.

Todo lo que el lore ha explorado durante años y las películas no se atrevieron lo vimos aquí: una heroína que no viene predestinada por el destino; dos polos opuestos que no tienen razón y solo actúan bajo su propio dogma. The Last Jedi, en una película atropellada y con bastante hoyos en su guion, logró poner de cabeza no solo a Star Wars para cuestionarla dentro de sus propios cánones, sino que también abrió una senda interminable que ya parecen estar tomando sus nuevos proyectos de series, pero que en su momento fue tirada al caño por JJ Abrahams.

Fuente: Disney

La Venganza de los Sith

El final de la segunda trilogía acabó con la Orden 66, un evento que precede todo el conflicto que vemos en la primera y segunda trilogía. El mundo democrático muere entre una ronda de aplausos, sin alaridos y sin dolor. La verdadera tiranía está en las sensaciones erróneas de seguridad que dan el control y el poder político.

El nacimiento de Darth Vader también vino con el declive de todo aquello que él quería cuando era conocido como Anakin Skywalker. The Revenge Of The Sith no solo muestra los peligros de los estados totalitarios y de los demagogos enfundados en el beneplácito de sus aliados políticos, sino también las consecuencias de la ceguera del consejo Jedi, que en su afán de creerse “los buenos” termina perdiendo aquello que defienden bajo la violencia permitida por su dogma, que es igual a la violencia que critican y enfrentan.

Fuente: Lucasfilm

El Imperio Contraataca

Star Wars, como franquicia, ganó su impacto gracias a esta película. Es la forma más grande que llega a tomar George Lucas como director, guionista y creador. La pelea entre el imperio y los rebeldes se acrecenta mientras muestras las pocas líneas que dividen a sus protagonistas.

Asimismo, Luke se convierte en un aprendiz de la doctrina jedi, que finalmente muestra que está demasiado cerca de los sith porque lo que lleva al lado oscuro es el mismo entrenamiento que lleva a los lord sith a existir. Si bien esto se explora con más holgura y tranquilidad en otras partes de la franquicia, es aquí donde mostró su primer rostro.

Fuente: Lucasfilm

***

Te explicamos por qué salimos bien enojados del cine después de The Rise of Skywalker