Christopher Nolan mejoró Donnie Darko con una simple sugerencia

Por si no quedó claro el 18:06:42:12.

La semana pasada se cumplieron 20 años del estreno de Donnie Darko, una película que marcó nuestra adolescencia y reunió nuestras dos cosas favoritas: viajes en el tiempo y Joy Division. Aun varios años después seguimos descubriendo nuevos datos sobre la cinta, como este que tiene que ver con Christopher Nolan.

En entrevista con The Ringer, el director Richard Kelly cuenta cómo estuvo la participación de Christopher Nolan en la cinta. Antes del estreno en 2001, Nolan y su esposa Emma asistieron a una función con los ejecutivos de Newmarket. Esto fue lo que pasó al final de la película:

“Cuando las luces se encendieron, Chris y su esposa miraron a los ejecutivos de Newmarket, Chris Ball y Will Tyrer. Los dos voltearon a verlos y asintieron. Dijeron algo como: ‘Ustedes deberían distribuir esto’. Y me dieron algunas sugerencias. Chris y su esposa… fue su idea poner el paréntesis debajo de las tarjetas intertítulos”.

“28 días, seis horas, 42 minutos, 12 segundos: es cuando el mundo se va a acabar”. | Fuente: 20th Century

Christopher Nolan no solo quedó cautivado por la historia de Donnie Darko y el conejo Frank, sino también dio una sugerencia a Kelly para que esta se entendiera mejor. En la película, Frank le informa a Donnie que quedan 28 días, seis horas, 42 minutos y dos segundos: los números que Donnie se pinta en el brazo durante el sueño. La idea de Nolan fue colocar los días restantes antes del fin del mundo entre paréntesis, debajo de la fecha. De esa manera a todos nos quedó más claro que quedaba muy poco para el 31 de octubre de 1988.

“Octubre 26, 1988. (Quedan cuatro días)”. | Fuente: 20th Century

Dos décadas después del estreno, la gran mayoría aún tiene dudas sobre los viajes en el tiempo, los universos alternos y el origen de la misteriosa turbina de avión que desencadena la trama. Aquí te dejamos una guía para entender Donnie Darko y, sí, también un pretexto para volver a verla.

***

Hablando del fin del mundo, ¿por qué nos obsesionan tanto las películas que tratan este tema?