¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Un asteroide con su propia luna pasará junto a la Tierra hoy

Las rocas serán más visibles en el hemisferio sur, pero el 27 de mayo se apreciarán mejor en América del Norte.
(NASA)

Un asteroide muy grande con su propia luna pequeña pasará junto a la Tierra esta noche tan cerca como para que, si tienes un telescopio decente, puedas verlo pasar plácidamente.

Este asteroide con su luna se llama 1999 KW4 y está formado por dos rocas. La más grande es de aproximadamente 01.3 kilómetros de ancho, según la NASA, y tiene la forma de un trompo. La roca más pequeña es más alargada y se extiende a 0.57 km a lo largo.

Juntos, el asteroide y su mini luna, pasarán a la Tierra en un ángulo tan extraño y pronunciado que la NASA los llamó “los menos accesibles … para una misión de naves espaciales de cualquier asteroide binario cercano conocido de la Tierra”. Pero eso no significa, desde luego, que no sean interesantes a la vista.

Los dos asteroides pasarán más cerca de la Tierra a las 6:00 pm, cuando estarán a solo 5,182 km de la superficie del planeta. Eso es más de doce veces la distancia entre la Tierra y la Luna en su órbita alrededor de nuestro planeta, y demasiado lejos para que las rocas espaciales representen una amenaza. De hecho, este es el cuarto enfoque que los asteroides binarios han hecho hacia la Tierra desde que fueron descubiertos en 1999, y no el más cercano.

Esta no es la primera vez que los astrónomos planean hacer imágenes de radar de estos asteroides a medida que pasan cerca de la Tierra. El 25 de mayo de 2001, según la misma NASA, los asteroides pasaron un 6.7% más cerca de la Tierra que esta vez, a una distancia de 4,836,798 km. Dentro de 17 años, el 25 de mayo de 2036, las rocas pasarán 55.2% más cerca de la Tierra, a una distancia de tan solo 2,323,106 km, pero igualmente no representarán una amenaza por la que valga la pena preocuparse.

Estas grandes rocas han sido viajeros frecuentes en el vecindario de nuestro planeta durante mucho tiempo.

Por su parte, EarthSky informó que las rocas espaciales serán más visibles en el hemisferio sur, apareciendo como sombras en movimiento rápido contra las estrellas en la constelación de Puppis. Sin embargo, los dos asteroides permanecerán visibles durante varios días y los cazadores de asteroides de América del Norte podrán ver estos cuerpos celestes más cerca de la constelación de Hydra en la tarde del 27 de mayo.