El misterioso objeto encontrado entre las muestras del asteroide Ryugu

Un objeto metálico fue encontrado entre las muestras recogidas por la sonda Hayabusa 2... y su origen aún es desconocido.

El año pasado, la sonda Hayabusa 2 aterrizó en el asteroide Ryugu para recoger muestras de sus superficie. Ahora, en medio del análisis de dichas muestras, los científicos japoneses encontraron un misterioso objeto cuyo origen, aún desconocido, podría ser artificial.

Científicos de JAXA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, analizan 5.4 gramos de muestras recogidas en Ryugu. Fue el pasado 21 de diciembre cuando abrieron las cámaras de la sonda y fotografiaron lo que contenían.

Fuente: Twitter / JAXA

“El trabajo de curación de la muestra de Ryugu progresa de forma constante. El 21 de diciembre, las cámaras captadoras de muestras B y C fueron abiertas y, después de eso, los contenidos de las cámaras A y C se movieron a los contenedores de recolección que pueden observarse en la imagen. ¡Las partículas más grandes en la cámara C miden alrededor de un centímetro!”.

Sombra de la sonda espacial Hayabusa2 (arriba en el centro) tras su aterrizaje en el asteroide Ryugu, a 340 millones de kilómetros de distancia de la Tierra | Fuente: Kyodo News via AP / Gtres

El misterioso objeto encontrado entre los fragmentos recogidos por la sonda Hayabusa 2 se asemeja a un papel aluminio que, si encontráramos en la Tierra, cualquiera pensaría que se trata de una envoltura de chocolate. Sin embargo, los científicos aún no saben por qué hay un objeto posiblemente artificial entre las muestras de un asteroide.

Los mismos especialistas de JAXA especulan que podría tratarse de un pedazo del proyectil utilizado para recoger las muestras en Ryugu:

Fuente: JAXA / Twitter

“No hemos confirmado aún el origen del objeto artificial. Un proyectil fue utilizado durante el proceso de recolección de muestras, así que es posible que se trate del aluminio que se separó del cuerno usado para tomar muestras en el momento en que ocurrió”.

***

Así fue como un mexicano llevó las tortillas fuera de nuestro planeta en 1985.

ANUNCIO