Para festejar las dos décadas de la salida de su dispositivo, la compañía lanzó un modelo especial de su línea de cámaras de acción.

En 1995 se puso a la venta la Casio QV-10, la primera cámara digital de consumo masivo que incluía una pantalla de cristal líquido, una cualidad que con el tiempo se convirtió en el estándar de la industria. La QV-10 era un dispositivo portátil cuya pequeña pantalla LCD medía únicamente 1.8 pulgadas, tenía una resolución de tan sólo 250 kilopíxeles (2.5 MP), la memoria no removible de 2 MB de la cámara almacenaba hasta 96 imágenes y necesitaba 4 baterías AA para funcionar. Esta maravilla de la tecnología, en su lanzamiento, costaba 1,000 dólares.

casio-camara
La Casio QV-10 en toda su gloria

Veinte años después prácticamente cualquier cámara de celular sobrepasa la calidad de las imágenes que tomaba la QV-10, aún así su surgimiento marcó un hito en el desarrollo de los equipos fotográficos. Por ello, Casio ha decidido festejar a su producto lanzando una edición especial y limitada de sus cámaras de acción EX-FR10 con un trabajo de pintura que coincide con el aspecto original de la QV-10.

La edición conmemorativa del 20 aniversario estará limitada a 2,000 unidades y contará con un lente multi-ángulo, una pantalla LCD removible de 2 pulgadas, resolución de 16.7 MP, grabación Full HD, tecnología CMOS, retroiluminación, conectividad Wi-Fi y Bluetooth, e incluirá un bastón para selfies, que también puede servir como tripié.

stick

Precio y disponibilidad

La EX-FR10 QV-10, que en realidad sólo comparte el color con el modelo que homenajea, estará disponible en Japón a partir del 22 de mayo. No se dio a conocer el precio, pero es seguro que no será nada barata.

fuente Casio Japon

temas