En Israel replicaron un agujero negro con ondas de sonido para comprobar una teoría de Stephen Hawking formulada en los años setenta.

El físico Jeff Steinhauer, del Instituto Tecnológico de Israel (Technion) en Haifa, se ha dedicado desde el 2009 a intentar comprobar una de las teoría de Stephen Hawking.  Formulada en 1976, la teoría señala que los agujeros negros emiten una radiación cuántica –conocida desde entonces como Radiación de Hawking– que los degrada en el espacio.

De acuerdo con Hawking, quien retoma parte del Principio de incertidumbre de Heisenberg como base de su propia idea, existen en el vacío del Universo durante breves segundos pares de partículas y antipartículas que se deshacen prácticamente al instante de haberse formarse. La Radiación de Hawking se crea cuando estas partículas aparecen en el borde de un agujero negro, conocido como “horizonte de sucesos”, el punto donde un objeto ya no puede escapar de la atracción del agujero. El hoyo negro tiene durante un breve momento a una de las partículas en su interior y a la otra fuera, generando en ese proceso la famosa radiación.

Para comprobar la teoría de Hawking, Steinhauer utilizó ondas de sonido para crear un “agujero negro sónico”. El científico israelí tomó una serie de átomos de rubidio enfriados a menos de una mil millonésima de grado por encima del cero absoluto, con lo que consiguió que los átomos se comportaran como un fluido de propiedades cuánticas y así poder manipularlos fácilmente.

Jeff-Steinhauer
El físico Jeff Steinhauer, en su laboratorio del Technion

Gracias al uso de luz láser, Steinhauer deformó a los átomos para que viajaran más rápido que el sonido. Con lo anterior consiguió que las ondas de sonido que viajaban en sentido contrario al del fluido fueran atrapadas por él, dando forma a un “horizonte de sucesos” artificial.

Así, Steinhauer y su equipo pudieron comprobar como se formaban pares de ondas de sonido en el vacío artificial de su laboratorio al amplificar la radiación sónica, imitando a los pares de partícula-antipartícula formulados por Hawking. Los que se formaban justo en el “horizonte de sucesos” sónico emitían una radiación equivalente a la radiación de Hawking.

A pesar de que Steinhauer sostiene que su experimento comprueba la Teoría de Hawking, aún está en entredicho, debido a que parte de la comunidad científica piensa que el experimento del israelí no es concluyente. Sea como fuere, Steinhauer anunció que iniciará un nuevo proyecto que busca replicar un agujero negro sin necesidad de amplificar la radiación sónica.

vía New Scientist

fuente Nature Physics

temas