Un equipo de físicos provenientes de la universidad de Ginebra, lograron teletransportar un la información cuántica de un fotón a un cristal que se ubicaba a más de 25 kilómetros distancia.

En 2003, el equipo del profesor Nicolas Gisin logró que el estado cuántico de un fotón pudiera teletransportarse a través de fibra óptica a una distancia de casi 6 kilómetros. Recientemente, el mismo grupo de físicos logró romper su propia marca, alcanzando una distancia de más de 25 kilómetros; la distancia recorrida más larga reportada hasta este momento bajo esas condiciones.

Los científicos demostraron que en la física cuántica no es tan importante la composición de una partícula, pero sí su estado. Así lo demostraron por medio de la conversión de luz en materia utilizando la teletransportación de un fotón hacia un cristal. De esta forma, fue posible comprobar que el estado cuántico de un fotón puede permanecer en un cristal sin la necesidad absoluta de que ambos estén en contacto directo, es como si el cristal anidara el fotón.

Teletransportación-cuántica
Diagrama en el que se muestra el experimento realizado por los científicos

El equipo de investigadores de la Universidad de Ginebra, el Jet Propulsion Laboratory de la NASA y el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos, se apoyaron de un laser súper rápido para impulsar los fotones, provocando que durante su trayecto algunos de ellos se emparejaran entre sí. Una vez que este fenómeno ocurría, los investigadores enviaban un fotón de la pareja a través de la fibra óptica y el otro, era almacenado en el cristal al final del cable.

Finalmente, se disparaba una nueva partícula de luz hacia el fotón que viajaba a través del cable para que éstas hicieran colisión y se destruyeran entre sí. Al haber provocado esto, la información cuántica aparecía instantáneamente en el cristal que mantenía el segundo fotón que había sido colocado previamente.

Estos resultados fueron dados a conocer en septiembre pasado la revista Nature Photonics. Y el equipo de Gisin cree fervientemente en que este avance podría favorecer al incremento de la seguridad de las comunicaciones inalámbricas, lo cual actualmente es muy complicado.

vía Livescience

fuente Nature Photonics

temas