Un grupo de investigación formado por científicos de la Universidad de Harvard, Stanford, Sidney y el MIT, consiguieron construir un sistema circulatorio humano con ayuda de una impresora 3D.

A pesar de que ya existen muchos esfuerzos por imprimir órganos funcionales, hasta ahora no se había conseguido reproducir tejido orgánico con venas, arterias y capilares sanguíneos que fueran realmente funcionales. Por ello este grupo de investigadores decidió un paso más allá y reproducir una de las partes del ser humano más complejas que existen: el sistema circulatorio. Después de múltiples ensayos y errores, el día de ayer los científicos anunciaron que finalmente han conseguido su objetivo.

La construcción a detalle de la compleja red vascular se realizó con una de las mejores bioimpresoras que existen en la actualidad, posteriormente se recubrió la impresión orgánica con células específicas que crean un armazón de fibra. El siguiente paso es aplicar una capa de proteínas que se endurece con aplicación de luz especial, para luego dejarla intacta durante una semana. Finalmente, la fibra es retirada y así se obtiene una reproducción funcional del sistema circulatorio. En teoría, si se cubre con células madre, este órgano podría utilizarse en un trasplante sin mayores problemas.

organs-42
Diagrama del sistema vascular de un hígado

Los investigadores sostienen que su logro podrá ayudar en un futuro a volver más sencillos los trasplantes de casi cualquier órgano.

fuente 3D Systems

temas