Como parte del programa espacial Copérnico, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) lanzó al espacio el satélite artificial Sentinel-1A, con la misión de ser el vigilante de los cambios en el medio ambiente en todo el planeta.

Sin mayores dificultades la ESA lanzó al espacio al Sentinel-1A, un satélite artificial que desde 693 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, vigilará a nuestra esfera planetaria.

Se espera que este mecanismo opere durante siete años como mínimo. Sentinel-1A es el primer paso del programa Copérnico, mismo que busca proporcionar información a la ESA en seis diferentes áreas de interés mundial relacionadas con el medio ambiente: monitorización de la superficie de la Tierra, seguimiento del entorno marítimo, gestión de catástrofes y crisis, seguimiento de la atmósfera terrestre y del cambio climático, además de la seguridad ambiental.

Para cumplir estas tareas se espera lanzar otro satélite, Sentinel-2A, en una fecha próxima sin especificar, con lo que ambos conformarían lo que ellos llaman una constelación artificial, cuyo nombre será Sentinel-1. Cuando los dos satélites estén en órbita, serán capaces de observar toda la Tierra en tan sólo seis días.

De acuerdo con la ESA, la tecnología de transferencia de datos del satélite permite recibir la información que mande a la Tierra en tiempo casi real, por lo que todos sus datos recabados serán de mucha ayuda para realizar trabajos científicos diversos, así como proyectos de planeación ambiental.

vía El Mundo

fuente ESA

temas