¿Qué tan letal es el coronavirus SARS-CoV-2? La ciencia está por descubrirlo

La ciencia estima que la tasa de mortalidad del COVID-19 oscila entre un 0.5 y un 1%, pero aún faltan estudios.
(Reuters)

Ha pasado más de medio año desde que se registró el primer brote de coronavirus SARS-CoV-2 en el mundo, y desde entonces los científicos han recopilado información sobre este nuevo virus y la enfermedad causada por él, COVIC-19. Una de las piezas más importantes ha sido saber qué tan letal es el virus y aunque cada vez tenemos más información los científicos aún no llegan a una respuesta concluyente sobre la letalidad del virus.

También te recomendamos: Moderna probará la etapa final de su vacuna contra el coronavirus en julio

Los investigadores utilizan una métrica matemática conocida como tasa de letalidad (o CFR por sus siglas en inglés) para determinar la fracción del total de las personas infectadas que mueren por la enfermedad. Seguir la fórmula es relativamente sencillo, pero la situación con la pandemia actual es un poco más compleja y los investigadores no pueden fiarse sin más de los números. Una de las razones es que hay numerosos casos de COVID-19 que no presentan ningún síntoma, por lo que prácticamente pasan desapercibidos de los números oficiales. Otra razón es que a veces la muerte ocurre mucho tiempo después de haber contraído la enfermedad, lo que dificulta el conteo.

Al principio de la pandemia se solía exagerar en la cantidad de infectados y muertes que podría haber, en gran medida porque no contábamos con la información necesaria. No obstante ahora los científicos estiman que de cada 1,000 enfermos de COVID-19, entre 5 y 10 personas morirán. Esto quiere decir que el coronavirus tiene una tasa de letalidad de entre 0.5% y 1%.

(Nature)

Esta cifra por supuesto no es estática, y cambia de acuerdo con diferentes factores como la región y la edad de la población estudiada. Por ejemplo al principio del brote en China se estimó que de cada 1000 infectados aproximadamente 9 de ellos morirían en promedio. No obstante al estudiar a la población de adultos mayores de 60 años se encontró que 33 de cada 1000 enfermos fallecerían.

ANUNCIO