¿Qué nos heredan los genes paternos?

La ciencia demuestra que los genes paternos son dominantes en los mamíferos.

¿Alguna vez te has preguntado qué genes son más dominantes en los seres humanos?, ¿qué cosas heredas de madre y cuáles de tu padre? Pues bien, según un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Carolina del Norte realizado en 2015, demostró que los mamíferos son genéticamente más parecidos al padre que a la madre, explicando que los genes paternos son más dominantes.

También te recomendamos: Luis Miramontes, el padre de la revolución sexual y el control natal

Eso no significa que no heredemos rasgos físicos internos y externos de nuestra madre, de hecho, heredamos mutaciones genéticas de ambos progenitores. A esta combinación genética se le conoce genotipo, y lo nuestro cuerpo refleja es el fenotipo.

El estudio de los investigadores de Carolina del Norte es importante porque nos permite entender mucho más de la expresión genética en las enfermedades. La expresión genética es el proceso por el cual los organismos son capaces de decodificar la información del ADN para transformarla en proteínas.

En otras palabras, conocer lo que heredamos de nuestros padres y madres es importante porque dependiendo de los genes dominantes y la forma en la que estos se expresan, se ha llegado a determinar las consecuencias que tiene en los mamíferos su mutación genética.

De acuerdo con James Crowley, coautor del estudio:

“Encontramos que la gran mayoría de los genes – cerca del 80 por ciento – poseían variantes que alteraron la expresión génica […] Y así fue cuando descubrimos un nuevo y amplio desequilibrio de expresión en el genoma a favor del padre en varios cientos de genes. Este desequilibrio resultó en crías cuya expresión génica cerebral fue significativamente más parecida a la de sus papás”.

Y por su parte Fernando Pardo-Manuel de Villena, titular del equipo y coautor del estudio explica:

“Sabemos que los mamíferos expresan una varianza genética mayor proveniente del padre. Así que imagínense que cierto tipo de mutación es mala. Si es heredada de la madre, el gen no podría ser expresado tanto como podría haberlo hecho si hubiera sido heredado por el padre. Por lo tanto, la misma mutación mala tendrá consecuencias distintas en la enfermedad si es heredada por el padre o por la madre”.

Así que la expresión de los genes paternos no es necesariamente una buena noticia, pues enfermedades como la diabetes, las cardiopatías, la obesidad y la esquizofrenia podrían expresarse genéticamente en los humanos y padecerse por la dominación del gen paterno.

Pero además, según Miguel Pita –doctor en Genética y Biología Celular, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid y autor del libro, El ADN dictador–, también heredamos rasgos y cualidades muy concretas de nuestros padres. A saber, y según el experto:

  1. Las rutas metabólicas y fisiológicas, los genes de una proteína o los grupos sanguíneos
  2. La facultad de hacer la lengua taquito o no
  3. Que el lóbulo de la oreja esté pegado o despegado
  4. Si cruzamos el brazo izquierdo sobre el derecho o visceversa
  5. Si tenemos piquito en de cabello en el cuello.
  6. La agresividad, aunque también su desarrollo depende de fatores sociales
  7. Algunas cualidades pueden heredarse o, al menos, tener una presencia fuerte en la personalidad
  8. La propensión a ciertas enfermedades
  9. Los receptores de dopamina
  10. La propensión a generar ideas religiosas o pensamiento mágico