¿Por qué algunas personas son malas en los videojuegos?

Ser buenos o malos en los videojuegos se asocia al desarrollo de habilidades sensomotoras que se mejoran gracias a la repetición

La industria de los videojuegos ha crecido a pasos agigantados en la última década con decenas de opciones para todos los gustos. Las personas pueden elegir desde juegos de acción, de estrategia, simulación, arcade y hasta deportivos; con diferentes plataformas para disfrutarlos.

Los videojuegos son una gran opción para distraerse, pero también para mejorar las habilidades motrices, aunque no todos lo consiguen. Mucha gente suele preguntarse por qué simplemente no tiene el suficiente talento para los juegos de video, pero todas estas dudas tienen explicación.

Diversos estudios afirman que los videojuegos ayudan a mejorar las habilidades sensomotoras, sobre todo los que se enfocan en la acción. Dichas habilidades son conocidas como la coordinación entre un sentido y un movimiento; sin embargo, estas requieren de práctica para asimilarlas.

Sucede lo mismo al montar bicicleta, escribir en un teclado de computadora, o patear una pelota. Después de mucha práctica las personas pueden adquirir destreza al asimilar la información, reaccionar rápidamente y coordinar ciertas acciones incluso de manera inconsciente.

Al jugar videojuegos, hay personas que desarrollan mejor estas habilidades, ya que pueden mantener la calma bajo presión, mientras que otros requieren de más repeticiones. A su vez, al estar juego de video se pueden desarrollar otras habilidades sensomotoras importantes en la vida diaria.

A lo largo de los años los videojuegos han sido señalados de manera negativa, al asegurar que son malos para la salud o vuelven violentas a las personas. Ha quedado demostrado que ofrecen más beneficios que desventajas, y solo es cuestión de sentarse algunas horas para mejorar las habilidades.

ANUNCIO